¿En qué consiste la blefaroplastia del párpado superior?

El tratamiento del exceso de piel del párpado superior se denomina blefaroplastia. La blefaroplastia del párpado superior, es una de las operaciones más comunes en cirugía plástica y estética porque es uno de los primeros signos de envejecimiento.

Equívocamente se considera una cirugía “sencilla”, lo cual es cierto si no tenemos en cuenta el marco orbitario, las asimetrías entre ambos lados, la posición de las cejas, el tono del músculo elevador del párpado y las variaciones que se producen con las expresiones faciales. Vaya, que en ese caso es quitar un poco de piel y ya está.

¿En qué consiste la blefaroplastia del párpado superior?

Cuando queremos realizar la blefaroplastia en el párpado superior, la evaluación de los párpados es fundamental para que la cirugía sea un total éxito, por lo que hay que tener en cuenta:

Así que sin entrar en detalles mucho más técnicos y complejos está claro que para hacer esta cirugía hay que conocer las estructuras anatómicas que causan las diversas alteraciones, no sólo en relación al exceso de piel.

¿La blefaroplastia del párpado superior es la solución?

La cirugía resuelve un 90% del problema, excepto en la parte lateral en la que el exceso de piel puede deberse también a una posición baja de la ceja.

¿Cómo se realiza la blefaroplastia superior?

Normalmente la blefaroplastia del párpado superior se realiza con anestesia local, y consiste en extirpar un huso de piel (con o sin parte del músculo orbicular, dependiendo de las características del párpado y del resultado que queremos conseguir) de forma que la cicatriz coincida con el pliegue del párpado, situado entre 7 y 10 mm del borde libre del mismo según raza y sexo. En orientales, por ejemplo, esta distancia puede ser tan corta como 3 ó 4 mm.

blefaroplastia del parpado superiorDurante la cirugía extirpamos la bolsa interna, pero prácticamente nunca la bolsa media, ya que con el tiempo puede producirse un aspecto de ojo hundido. También podemos tratar los músculos del entrecejo de forma definitiva sin tener que depender de la toxina botulínica, e incluso levantar la cola de la ceja.

¿Cómo es el postoperatorio y cuáles son las recomendaciones?

En el postoperatorio los pacientes no refieren dolor, aunque la primera semana es incómoda. Hay inflamación por lo que el párpado puede ser que no cierre totalmente, esto es totalmente pasajero, y evidentemente puede haber morados que habitualmente desciende y se sitúan en la parte más baja y lateral del párpado inferior.

Por ello que solemos dar una recomendaciones postquirúrgicas para poder paliar dichas molestias:

¿Cuándo podré volver a la rutina?

Los puntos los quitamos a los 5-7 días tras realizar la blefaloplastia del párpado superior. Después ya dejamos cubrir con maquillaje hipoalergénico. Durante las primeras semanas es normal tener hinchazón, de forma que parece incluso que no hemos quitado piel y el aspecto no es precisamente muy lozano. Además puede haber acúmulo de líquido en la ojera. Es muy normal que el paciente no se vea bien y que esté preocupado del resultado. Afortunadamente el párpado cicatriza muy rápido de forma que la inflamación desaparece en unos 4 meses y la cicatriz es prácticamente invisible al año.

Durante las dos primeras semanas aconsejamos no hacer deporte intenso y nada de gafas de piscina durante el primer mes.

¿Puede haber secuelas en la blefaroplastia del párpado superior?

Como siempre pasa en medicina existen modas y cambios de las técnicas en el tiempo. Esto quiere decir que lo que hacemos hoy no es lo mismo que hace 20 años.

La cirugía que hacemos actualmente es lo más conservadora posible, no sólo porque busquemos un resultado natural, sino porque sabemos más del envejecimiento y de los cambios que se producen.

¿Por qué se producen las secuelas?

Una de las maniobras que ya no se hacen, es el exceso de extirpación de bolsas. En el párpado superior hay dos paquetes de bolsas grasas: interna y media. La interna todavía se extirpa, porque es la que provoca esa pequeña protuberancia en el párpado cerca de la nariz. Pero ya no quitamos la media, porque a la larga provoca un ojo hundido y envejecido. Esto se debe a que con la edad la grasa facial se atrofia y la órbita se agranda, debido a la reabsorción ósea.

El aspecto típico es de una órbita esqueletonizada, con el párpado superior hundido y con pliegue, muchas veces, muy alto. La órbita se muestra muy prominente.

¿Cómo podemos revertir la secuela y dar un aspecto más juvenil?

Para poder revertir y dar un aspecto más juvenil al párpado superior podemos rellenarlo. Esto se puede hacer de tres formas:

Antes y después de la secuela con blefaroplastia del párpado superior.

Antes y después de revertir la secuela y rejuvenecer el párpado superior.

Cuando realizamos el relleno para poder revertir la secuela y darle un aspecto más juvenil a la mirada, no solemos poner mucho volumen. De esta manera es mejor repetir el procedimiento que hacer una sobrecorreción, la cuál siempre es muy difícil de resolver, consiguiendo recuperar la curva natural que el párpado hace sobre la orbita, ocultando el reborde óseo.

Imágenes: Pixabay

Cómo conseguir un aumento de labios natural sin cirugía

Leer más

Urgotouch: eliminar cicatrices de una operación estética

Leer más

¿Los implantes pueden causar atrofia en la glándula mamaria?

Leer más

¿Quieres que te informemos sobre las últimas novedades en salud, belleza y tratamientos especiales? Sin spam.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal.