Ojeras, bolsas malares y festones: por qué aparecen y cómo se quitan

Las causas que provocan la aparición de ojerasbolsas malares y festones no son las mismas, aunque existen productos cosméticos que tratan ambos problemas con un solo producto antiojeras y antibolsas. Para que no tengas dudas sobre cuál es su origen y cómo pueden combatirse, hemos preparado este artículo.

Ojeras, bolsas malares y festones: por qué aparecen y cómo se quitan

OJERAS
causas de las ojerasLas ojeras se deben a un factor hereditario que unido a la piel tan fina de esta zona de los ojos deja ver la acumulación de sangre y provoca un color oscuro.

La falta de hierro y sueño, la pérdida de volumen de la grasa que se encuentra alrededor de los ojos y el hecho de que la piel se hace más fina con la edad contribuyen también a la aparición de las ojeras.

BOLSAS EN LOS OJOS

causas de las bolsasLas bolsas en los ojos son el tejido graso subyacente de los ojos. Alrededor de los ojos existe un paquete graso que sirve de almohadillado y protección del globo ocular. Detrás del párpado hay una lámina fina que se llama septum que mantiene la grasa en posición.

La aparición de bolsas se puede deber a diversos factores: envejecimiento y estrés, genética (hay niños que ya tienen bolsas), anatomía de la zona (hueso maxilar retraído con poco pómulo), retención de líquidos causada por diversas enfermedades (tiroides, renales, hepáticas). Normalmente son tres, siendo la más precoz en aparecer la medial (casi siempre debido a razones anatómicas como hueso maxilar plano), media y lateral.

Ojerasbolsas malares y festones: ¿Qué tratamientos existen?

El tratamiento en caso de ojeras por bolsas (cuando las ojeras son causadas por la herniación de grasa intraorbitaria) suele ser quirúrgico.

Ha pasado el tiempo de quitar las bolsas, ya que sabemos que a largo plazo esto causa un ojo hundido y triste.

El envejecimiento nos hace perder grasa y además la cavidad orbitaria se hace más grande por reabsorción ósea, por lo que aumenta el continente y el ojo se ve más hundido. Ahora lo que se hace es reponerlas en su sitio, reforzando el septum o bien trasponerlas por encima del reborde óseo, de forma que además rellenamos la ojera.

La ojera es la zona donde el músculo orbicular (que es el responsable de cerrar el párpado) se ancla en el hueso. Al herniarse la bolsa por arriba y perder grasa por debajo (maxilar), se crea y acentúa este surco de por natural fisiológico. En la trasposición soltamos estos anclajes musculares e interponemos la bolsa, de forma que externamente el surco se ve menos pronunciado.

Otro posible tratamiento en casos incipientes es rellenar el surco y/o pómulo con ácido hialurónico o grasa. Al rellenar el pómulo y el propio surco, la bolsa se disimula puesto que queda a nivel.

BOLSAS MALARES: un tipo de bolsas
La bolsa de grasa de ojos está detrás del párpado y se hunde cuando presionamos sobre ella (y aumenta al presionar sobre el ojo).

La bolsa malar se forma encima del hueso, en la zona más baja del músculo orbicular. No aumenta al presionar el ojo y acentúa el surco nasolacrimal ya que lo que se ve es el margen inferior del orbicular. Es en esta zona donde se acumula los líquidos y los hematomas, dando lugar al aspecto de “mapache”. Cuando el hematoma se va resolviendo lo último en desaparecer es la mancha amarilla en esta zona.

Hay personas que tienen una bolsa malar acentuada por retención de líquidos o por cierta flacidez de la musculatura y/o piel.

En los postoperatorios de blefaroplastia durante varias semanas se acumula agua en esta zona y su tratamiento no es otro que el drenaje linfático y masajes.

FESTONES
Cuando el músculo y/o piel están más flácidos se forman como unos pliegues que se asemejan a los festones de una cortina o un estor.

El tratamiento de las bolsas malares y de los festones es complicado. La radiofrecuencia, el láser Q-Switch, y los masajes pueden ayudar a corregir en bolsas leves o moderadas.

En bolsas malares marcadas el tratamiento puede llevar a la escisión directa de la misma, dejando una pequeña cicatriz lineal en la zona que parece seguir la línea del surco nasolacrimal.

Para los festones se pueden hacer un estiramiento del músculo durante una blefaroplastia, pero raramente podemos conseguir hacerlos desaparecer del todo.

Si has llegado a un punto en que no te ves bien con esa mirada gris que provocan las ojeras o se han acentuado tus bolsas, podemos ayudarte a mejorar tu mirada.

¡Recupera una mirada bonita y más joven!

Pide Cita

¿Qué es la celulitis infecciosa y cómo se trata?

Leer más

¿Qué movimientos y ejercicios se pueden realizar tras el aumento de pecho?

Leer más

¿Qué son los rellenos faciales y cuáles son sus beneficios?

Leer más

¿Quieres que te informemos sobre las últimas novedades en salud, belleza y tratamientos especiales? Sin spam.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal.
 
Dr. Jesús Benito Ruiz

Director médico y fundador de Antiaging Group Barcelona

Director de AGB, el doctor Jesús Benito es un cirujano de renombre, actual presidente de la AECEP. Miembro de diversas sociedades científicas como la SECPRE y pionero en diversas técnicas quirúrgicas, ha recibido premios y realizado publicaciones de prestigio.