Bótox para eliminar arrugas

Tratamiento con bótox para la eliminación de arrugas.

El tratamiento con toxina botulínica, conocida comúnmente con el nombre de “botox” es uno de los más demandados en medicina estética por sus resultados y eficacia. Hace ya más de 25 años que está autorizado el uso de este medicamento para el tratamiento de arrugas de expresión.

Resuelve todas tus dudas. Primera cita gratis y sin compromiso.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal. *
 

¿Para qué es útil el bótox?

El botox (toxina botulínica) es el tratamiento ideal para eliminar arrugas que aparecen al gesticular de forma repetida, las relacionadas con la mímica facial. Se trata fundamentalmente de las arrugas de la frente, el entrecejo, las perioculares (patas de gallo) y las peribucales (verticales de los labios), así como las bandas en el cuello. Asimismo, el botox es un tratamiento de elección para la hiperhidrosis (sudoración excesiva) en axilas, palmas de las manos y plantas de los pies.

¿Cómo actúa la toxina botulínica?

La toxina botulínica actúa inhibiendo la transmisión de potenciales de acción a nivel de la unión neuromuscular de la unidad motora, bloqueando así la liberación de acetilcolina, es decir, evita que le llegue al músculo la orden de que tiene que contraerse. Es por ello, que los músculos tratados con toxina botulínica no responden a nuestras órdenes. De esta manera, podemos bloquear de forma muy específica, únicamente aquellas zonas que no queremos arrugar.

¿Dónde puedo aplicar este tratamiento?

Este tratamiento está indicado para las arrugas de expresión que aparecen principalmente en el entrecejo, la frente y las patas de gallo. El tratamiento con toxina botulínica del tercio superior de la cara aporta un aspecto más relajado de la expresión, mejoría de la piel, desaparición de las arrugas de expresión, y, sobre todo, aspecto de buena cara.

¿Qué son las arrugas de expresión?

Cuando hablamos de arrugas de expresión nos referimos a aquellas arrugas que aparecen al realizar un gesto y desaparecen al relajar la expresión. Estas son las arrugas que desaparecen al aplicar el tratamiento. En caso de que las arrugas no desparezcan completamente, deberemos combinar el tratamiento de toxina botulínica con algún otro procedimiento estético como la aplicación de rellenos faciales, skinboosters, láser o dermaroller. También se ha utilizado en ocasiones para las arrugas del labio superior o para las bandas del cuello.

¿En qué consiste el tratamiento con botox?

El tratamiento con bótox se realiza mediante la infiltración de pequeñas cantidades de toxina botulínica en los músculos y regiones citadas. La infiltración se realiza con microinyecciones prácticamente indoloras.

El tratamiento se realiza en una única sesión, de forma ambulatoria, en nuestra propia clínica y no requiere anestesia local, aunque puede aplicarse. El paciente puede reincorporarse inmediatamente a sus actividades habituales. El efecto empieza a aparecer a los tres o cuatro días, y es completo entre los siete y diez días siguientes.

Los efectos del bótox no son permanentes y tienden a reducirse a partir de los 3-4 meses, desapareciendo en 5 o 6 meses. A partir de entonces puede repetirse el tratamiento.

En los casos en que estas arrugas son más profundas, el tratamiento se complementa con un relleno de la zona, los que le aporta el volumen perdido.

Artículos relacionados

¿Qué es la celulitis infecciosa y cómo se trata?

Leer más

¿Qué movimientos y ejercicios se pueden realizar tras el aumento de pecho?

Leer más

¿Qué son los rellenos faciales y cuáles son sus beneficios?

Leer más

¿Quieres que te informemos sobre las últimas novedades en salud, belleza y tratamientos especiales? Sin spam.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal.