Rejuvenecimiento con plasma rico en plaquetas, PRP

El plasma rico en plaquetas o PRP es uno de los tratamientos más avanzados que hay en rejuvenecimiento. Es ideal para aquellos casos en los que se desea mejorar el aspecto de la piel, aumentar su firmeza y luminosidad. En definitiva, el plasma enriquecido tiene un efecto rejuvenecedor y estimulante celular muy intenso.

Resuelve todas tus dudas.

Rejuvenecer con factores de crecimiento

Las plaquetas liberan los factores de crecimiento que se encargan de estimular la regeneración celular, aumentar la formación de nuevos vasos sanguíneos y producir nuevo tejido.

El plasma rico en plaquetas ayuda a activar el organismo en la zona donde se liberan sus factores de crecimiento, permitiendo reconstruir el tejido dañado, lo que causa un efecto reparador que se aprovecha, en medicina estética, para rejuvenecer la piel de diferentes áreas de cuerpo, pero especialmente del rostro. El tratamiento de bioestimulación con PRP es ideal como tratamiento de base incorporado a los cosméticos y sigue sorprendiendo a los expertos por sus ventajas y los magníficos resultados que se obtienen con su aplicación. Las plaquetas liberan estos factores de crecimiento fibroblástico y vasculat que en las primeras 48 horas inician los procesos de regeneración tisular.

Además, tiene un potente efecto antiinflamatorio.

 ¿Cuáles son los beneficios del PRP facial?

  1. Permite acelerar la cicatrización de quemaduras.
  2. Ayuda a tratar queloides, acné y estrías.
  3. Favorecer la consolidación de injertos de piel.
  4. Aumenta la elasticidad y luminosidad de la piel.
  5. Ayuda a disminuir arrugas y flacidez facial.

¿Cómo es el tratamiento con PRP?

El tratamiento médico con plasma enriquecido se trata de una técnica de regeneración de la piel que permite, mediante la estimulación los fibroblastos y la elastina, suavizar las arrugas y aportar un aspecto joven y terso a la piel. Su aplicación se recomienda en pieles más maduras que han perdido colágeno y su capacidad de regeneración celular, pero también es útil para las pieles más jóvenes como tratamiento preventivo.

El plasma rico en plaquetas, que es un material biológico, debe obtenerse de la misma sangre del paciente. Un tratamiento natural y fisiológico que utiliza las propias proteínas de nuestro organismo, seleccionadas y concentradas, para que reparen el daño producido por el paso del tiempo o por las lesiones solares. Al tratarse de un producto obtenido del propio paciente no tenemos riesgos de alergias ni de intolerancias al mismo.

El tratamiento de bioestimulación con PRP es ambulatorio, por lo que se puede realizar en la misma consulta. Tras la limpieza y preparación de la zona a tratar se aplica una crema anestésica. Se realiza una extracción de sangre del propio paciente, de la que se obtendrá el plasma rico en plaquetas, tras someterla a una centrífuga y activarla. Una vez preparada se aplicará a través de multipunciones con una aguja muy fina, en forma de mesoterapia.

El número de sesiones dependerá del estado de la piel de cada paciente, siendo el protocolo habitual para este tratamiento de 3 sesiones espaciadas cada mes. A partir del año deberá realizarse un mantenimiento que consistirá en una sesión cada 6 o 12 meses.

Además, para obtener el máximo beneficio de este tratamiento lo podemos enriquecer con ácido hialurónico y realizar una estimulación de la piel con radiofrecuencia justo antes de su aplicación.

Los factores de crecimiento del plasma rico en plaquetas tienen que actuar estimulando el tejido, por tanto, no hay un resultado instantáneo. Los efectos aparecen con el paso de los días y aumentan a medida que éstos transcurren. El efecto es máximo a los 20/30 días tras el tratamiento.

El PRP se considera una medicación según la Agencia Española de Medicamentos. Es por ello que se han de seguir unos protocolos estrictos en su obtención y utilización. Antiaging Group Barcelona cumple todos estos protocolos y está inscrito en el registro de centros que tiene el Ministerio de Sanidad.

En este breve vídeo, la Dra. Marisa Manzano nos explica en qué consiste el tratamiento del PRP, paso a paso, con una paciente real:

¿En qué tipos de tratamiento es útil?

Uno de los factores de crecimiento, llamado “factor de crecimiento epidérmico”, fue el primero en ser aislado. Este factor estimula la angiogénesis (regeneración de vasos sanguíneos) y aumenta el grosor de la piel, devolviéndole su elasticidad y firmeza, además, aumenta la vascularización de la zona donde se aplica, favoreciendo la aparición de nueva piel, disminuyendo los efectos sobre la misma de la oxidación celular y eliminando las arrugas:

PRP facial.

La dosificación dirigida de alta concentración en factores de crecimiento que se realiza mediante las inyecciones de prp en el rostro son el tratamiento ideal para mejorar la propia capacidad de rejuvenecimiento de la piel de esta zona. Con esta técnica es estimula el proceso natural de curación y reparación de tejidos faciales y se reemplazan las células de la piel por unas nuevas. Rejuvenecer el rostro, el cuello y el escote con un tratamiento de plasma rico en plaquetas permite borrar signos del envejecimiento cutáneo como líneas de expresión, arrugas y pliegues.

Rejuvenecimiento de manos con PRP.

De la misma forma, el tratamiento con PRP ayuda a mejorar de forma evidente la piel de las manos una de las que más sufre por pérdida de colágeno, elastina y a la que le afectan signos del envejecimiento tales como la flacidez, las manchas, las marcas, etc. Puesto que el plasma enriquecido favorece la producción de colágeno y elastina, sería posible recuperar la tersura y elasticidad de la piel de las manos. Además, es posible realizar una combinación con otros métodos.

Eliminación de cicatrices con PRP

El plasma enriquecido tiene una gran concentración de plaquetas que liberan de forma masiva unos factores de crecimiento que estimulan la regeneración de las células. Esta particularidad hace que un tratamiento con PRP sea ideal para tratar las cicatrices queloides, del acné, de quemaduras y debidas a una cirugía. En combinación con otras técnicas ablativas como el láser, de relleno como los injertos de grasa (lipofilling) el PRP consigue excelentes resultados. Es además, la solución para la eliminación de cicatrices en otros tratamiento de cirugía estética y reparadora.

Tratamiento de liquen escleroatrófico de mucosas

El PRP se ha tratado de forma efectiva en las mucosas especialmente de la zona vulvar y genital. El liquen provoca una atrofia de la piel, con molestias como picor, enrojecimiento y dolor. Normalmente se trata con corticoides, que produce una mayor atrofia de la piel. Se llega incluso a alterar de forma severa la anatomía normal de la zona. El PRP, sólo o en combinación con el lipofilling, puede regenerar el tejido reduciendo de forma significativa la sintomatología y mejorando la calidad de vida del paciente.

Otros tratamientos posibles del PRP

Por un lado, el PRP utilizado como tratamiento en el cuero cabelludo, también puede ayudar a estimular el crecimiento de un cabello más fuerte, brillante y saludable. Por otro, el plasma rico en plaquetas se utiliza en otros procedimientos regenerativos de lesiones articulares y tendinosas. Su efecto antiinflamatorio reduce o eliminar el dolor en una o dos sesiones.

¿Qué cuidados hay tras el tratamiento?

Inmediatamente después del tratamiento de bioestimulación con PRP no es recomendable realizar ejercicio intenso, acudir a saunas, o exponerse a fuentes de calor como secadores, planchas, etc. En este sentido, además, lo más importante es recodar que se debe evitar una exposición directa al sol y en adelante usar protector solar de factor alto como SPF50+ varias veces al día tanto en verano como en invierno.

Tras la intervención es recomendable el uso de cremas tópicas que puedan ayudar a evitar pápulas en la zona de la inyección. De hecho, es posible que el paciente experimente algunos efectos secundarios leves como enrojecimiento, hinchazón o una mayor sensibilidad en la zona tratada. En estos casos, se puede aplicar hielo alrededor de forma gentil para relajar los puntos de inyección que, además, hay que evitar restregar la zona. Por esto último, en las primeras 24 horas hay que evitar el uso de maquillaje.

Por otro lado, hay que evitar la ingesta de medicamentos antiinflamatorios y anticoagulantes, por ejemplo, aspirina e ibuprofeno, así como el consumo de alcohol o tabaco. En este caso, lo más recomendable es hablar con el especialista que podrá asesorar en la forma más correcta de proceder tras el tratamiento pero, sobre todo, informar sobre el proceso del tratamiento, las expectativas y los resultados.

Nuestros especialistas para este tratamiento

Artículos relacionados

Tratamientos faciales/ácido hialurónico

Leer más

Tratamientos anti celulitis

Leer más

Tratamiento de mesoterapia corporal y facial

Leer más

¿Quieres que te informemos sobre las últimas novedades en salud, belleza y tratamientos especiales? Sin spam.