Lifting facial, estiramiento facial o ridectomía

Conforme envejecemos, la piel de la cara y los músculos del rostro pierden tonicidad, siendo este proceso más pronunciado a partir de los 40 años. Una de las soluciones estéticas más demandadas que pone solución a este problema es el lifting facial, una intervención de cirugía plástica que consigue detener este deterioro y mejorar los signos más evidentes del envejecimiento devolviéndole al rostro una mayor tersura y vitalidad.

Resuelve todas tus dudas. Primera cita gratis y sin compromiso.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal. *
 

El lifting o levantamiento facial para el rejuvenecimiento del rostro

El lifting es un tratamiento efectivo y duradero contra signos del envejecimiento facial como la flacidez y las arrugas.

El lifting o estiramiento facial es una técnica de cirugía plástica destinada a mejorar los signos visibles de envejecimiento en la cara y el cuello. También conocida como ritidectomía, esta técnica ha mejorado gracias a los avances en cirugía estética, siendo cada vez menos invasiva y contando con múltiples ventajas para aquellos pacientes que desean recuperar la tonicidad y tersura en su rostro.

¿Cuáles son los beneficios de los hilos tensores?

  1. Reduce la flacidez de los tejidos faciales y mejora la elasticidad.
  2. Elimina surcos y arrugas que se forman alrededor de la boca.
  3. Permite realizar una reconstrucción de los músculos de la cara.
  4. Aporta una mayor sujeción al rostro sin perder naturalidad.
  5. Mejora el contorno facial y ayuda a reducir la papada.

¿En qué consiste la intervención de lifting facial?

Como decimos, el lifting facial es una intervención quirúrgica en la que se estira y retira el exceso de piel. Durante el estudio preoperatorio se valora la idoneidad de esta técnica según los objetivos y expectativas del paciente y se determina si es necesario realizar una combinación con otro tipo de tratamientos de rejuvenecimiento facial.

Durante la intervención, que se realiza con anestesia general, o bien, con anestesia local y sedación, el cirujano plástico, generalmente, realizará una incisión sobre la línea del cuero cabelludo (para camuflar la pequeña cicatriz y que esta no resulte visible) y procederá con la reposición de las capas musculares, la piel y la grasa del rostro creando ese efecto de estiramiento facial. En algunos casos, el lifting facial se combina con la cirugía de párpados o blefaroplastia, según el tipo de tratamiento realizado.

¿Qué tipos de lifting se realizan en el rostro?

Existen distintos tipos de ritidectomías de acuerdo a la zonas del rostro a tratar, que se escogerá en función de las necesidades del paciente y los signos de envejecimiento y flacidez facial que se deseen tratar. En muchos casos, esta técnica se aplica en conjunción con otros tratamientos como veremos:

Lifting cervicofacial

Indicada para tratar la laxitud y las arrugas de los tercios medio e inferior de la cara y el cuello, con esta cirugía estética en Antiaging Group Barcelona pretendemos, ante todo, mantener la naturalidad del rostro. Por ello, en el lifting cervicofacial, nuestro objetivo es mejora la estructura de la cara: reposicionamos los tejidos y redefinimos el cuello y la mandíbula, dando volumen a la zona de los pómulos y restableciendo el óvalo de la juventud.

Las incisiones que realizamos son alrededor de las orejas para que queden ocultas. Esta técnica la combinamos con una liposucción con la extraemos la grasa que se acumula en la zona submandibular (papada) y con una técnica de relleno con grasa (Coleman), o lipofilling, con el que aportamos volumen para conseguir un rejuvenecimiento del rostro.

Lifting de tercio medio

La primera zona que se ve afectada por el envejecimiento es el área periorbitaria, en la que observamos una disminución de la proyección y el volumen de los pómulos y unas orejas y surco nasogeniano más marcado. Hoy la solución la aporta el lifting de tercio medio, con el que conseguimos resultados naturales a la vez que espectaculares para rejuvenecer el rostro y la zona de la órbita y los párpados.

En Antiaging Group Barcelona somos uno de los pocos equipos que llevan a cabo esta técnica de rejuvenecimiento facial en España. A través de dos pequeñas incisiones en cuero cabelludo y en la boca podemos levantar todos los tejidos del pómulo, realzando la zona sin necesidad de implantes y con un resultado duradero. Luego, esta técnica la combinaríamos con la de lipofilling, en zonas específicas para redistribuir la grasa facial y aportar mayor jovialidad al rostro.

Lifting frontal

Las arrugas de la frente y el entrecejo se producen como consecuencia de la hiperactividad que realizan los músculos frontales y corrugadores (responsables de fruncir el ceño), generando notables líneas de expresión. El lifting frontal tiene como objetivo reducir o eliminar las arrugas de estas zonas y elevar las cejas. De este modo se consigue hacer desaparecer el aspecto triste, cansado o enojado que transmiten algunos rostros, otorgándoles un aspecto más juvenil.

Nuestros cirujanos plásticos llevan a cabo el lifting frontal con endoscopia. El resultado es una técnica mínimamente invasiva que nos permite llevar a cabo el tratamiento con dos pequeños cortes dentro del cuero cabelludo, por lo que las cicatrices resultan casi invisibles y se acelera la recuperación. En este caso, una alternativa al lifting frontal sería el uso de bótox Vistable®, que paraliza los músculos causantes de las arrugas.

¿Qué esperar tras el tratamiento?

Tras la ridectomía el paciente saldría del quirófano con apósitos, vendajes en la cabeza y un sistema de drenaje. Si no es necesaria la hospitalización, es recomendable que el paciente pueda ser asistido ya que es posible sentir inestabilidad y soñolencia en las siguientes horas a la intervención. Luego, para paliar el dolor y la incomodidad se administrarían analgésicos.

Al siguiente día, el cirujano quitaría los vendajes y evaluaría las incisiones y el estado del rostro. Al tratarse de una cirugía plástica, durante el posoperatorio, que durará alrededor de dos semanas, el paciente experimentará hinchazón y hematomas en la zona tratada, que luego se irán atenuando.

Al cabo de este periodo, se podrá volver a realizar vida normal y comenzar con las rutinas y actividades habituales, si bien hay que tener especial cuidado con la exposición solar. Hoy someterse a una cirugía de lifting facial no supone graves riesgos ni efectos secundarios gracias al pertinente estudio preoperatorio y control médico tras la intervención, especialmente si es realizado por cirujanos plásticos con gran experiencia y acceso a la tecnología adecuada.

Lifting facial antes y después
Fotografías de Lifting facial antes y después
Lifting de cara antes y después
Fotografías de Lifting de cara antes y después
Lifting antes y después
Fotografías de Lifting antes y después

Artículos relacionados

¿Cómo se pueden eliminar las arrugas del cuello?

Leer más

Tratamientos de medicina estética con ácido hialurónico

Leer más

Tratamientos de rejuvenecimiento facial

Leer más

¿Quieres que te informemos sobre las últimas novedades en salud, belleza y tratamientos especiales? Sin spam.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal.