Tratamiento con hilos tensores faciales

Mejorar la piel del rostro y el cuello de manera efectiva, sin intervención quirúrgica y con un resultado inmediato, es ya una realidad. Uno de los tratamientos médico estéticos de tendencia es el uso de hilos tensores, que sirve para estimular la producción de colágeno, fortalecer la piel y producir un efecto mecánico de tensión o lifting.

Resuelve todas tus dudas. Primera cita gratis y sin compromiso.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal. *
 

Hilos tensores para corregir la flacidez facial sin cirugía

Esta técnica ha revolucionado el sector de la medicina estética por su efecto lifting, tratando la flacidez y el envejecimiento del rostro y cuello

Los hilos tensores, a los que también se les llama hilos mágicos, son materiales generalmente reabsorbibles, biocompatibles y biodegradadabes, que se aplican en la piel afectada por varios grados de flacidez, para favorecer la cohesión de las células. En definitiva, esta técnica es una gran alternativa al lifting tradicional con la que conseguir una piel más tensa, natural, saludable y rejuvenecida sin pasar por el quirófano.

¿Cuáles son los beneficios de los hilos tensores?

  1. Disimula las arrugas de la frente y el contorno de los ojos y boca.
  2. Permite elevar zonas estratégicas del rostro como pómulos y cejas.
  3. Ayuda a reafirmar la piel del cuello y mejora el doble mentón.
  4. Reafirma el contorno facial y aporta una mayor simetría a la cara.
  5. Favorece la producción natural de colágeno en la zona.

¿Cómo es el tratamiento con hilos tensores?

Este técnica de tensado cutáneo ésta basado en la implantación de varios micro hilos en forma de red que consiguen un efecto lifting natural. Es decir, esta red de micro hilos actúa como soporte de los tejidos provocando un efecto reafirmante instantáneo y favoreciendo la producción natural de colágeno.

Este tratamiento estético se realiza en consulta, con anestesia local en forma de crema y, además, no necesita de hospitalización ya que es un procedimiento mínimamente invasivo. Por otro lado, los hilos tensores son compatibles con otros tratamientos de rejuvenecimiento facial (nuevo enlace) como la mesoterapia, los rellenos faciales, las infiltraciones de plasma rico en plaquetas, el láser facial o la toxina botulínica (bótox).
Por esta razón, en Antiaging Group Barcelona, antes de la aplicación de esta técnica, valoramos las necesidades de nuestros pacientes y sus expectativas. De hecho, cuando las expectativas de mejora son mayores en casos de flacidez facial más severos, recomendamos el lifting quirúrgico de la zona a tratar, o bien, una combinación de diferentes tipos de hilos tensores.

Hilos tensores antes y después
Fotografías de hilos tensores antes y después

¿Qué tipos de hilos tensores existen?

Generalmente, los hilos están compuestos por uno o varios materiales químicos, cuyas características los hacen diferir en el grosor del hilo, la idoneidad de la zona a tratar y en el tiempo de duración del efecto: PDO (polidioxanona), PLLA (ácido polilactico), PLGA (ácido láctico+acido glicolico), PCL (policaprolactona), polipropileno (los únicos irreabsorbibles).

Igual que con los rellenos de ácido hialurónico, las modalidades de hilos que podemos usar van a depender del área a tratar, las necesidades del paciente y la idoneidad de cada tratamiento. En Antiaging Group Barcelona somos expertos en la combinación de los hilos, que usamos por su seguridad y fiabilidad para ofrecer los mejores resultados personalizados.

Hilos Silhoutte Soft®.

Silhouette Soft® es un hilo de suspensión que representa lo último en innovación para tratar el contorno facial, la mandíbula, los pómulos, el tercio medio de la cara, las cejas y el cuello. Su aplicación, personalizada en cada caso, puede durar entre 30-40 minutos y tiene doble acción: por una parte produce un efecto inmediato de tensado y, por otra, de manera progresiva y gradual, promueve la restauración del colágeno que se ha ido perdiendo con el tiempo.

Las suturas Silhouette Soft®, fabricadas en EEUU, están formadas por ácido poliláctico y los conos, que ejercen el efecto tensor, están compuestos de una mezcla de ácido poliláctico y ácido glicólico. Estos componente son totalmente reabsorbibles, biocompatibles y biodegradables, con un efecto que dura hasta 12 meses.

Hilos APTOS o «hilos rusos».

Los hilos APTOS o hilos rusos tienen una composición química de ácido poliláctico y caprolactona PLA-C que provoca una reabsorción más lenta y tiene un efecto mayor que los hilos tensores de polidioxanona-PDO por lo que es viable para varias zonas corporales. En definitiva, este tratamiento tiene efectos a dos niveles: por un lado el efecto mecánico por la tensión generada y, por otro lado, el efecto biorevitalizante por el estímulo del colágeno con el que se logra un rejuvenecimiento global del área tratada.

Además, una de las grandes ventajas de los hilos APTOS es que se pueden combinar con otro tipo de hilos tensores, para poder ofrecer mejores resultados y más duraderos. De esta manera podemos dar un tratamiento totalmente personalizado, elaborando un esquema con la mejor combinación de hilos de forma exclusiva a cada paciente según el área a tratar.

Hilos PDO o «hilos coreanos».

Los PDO, que tienen una estructura lisa, o bien, espiculada, son hilos de sutura reabsorbibles recomendados para tratar la flacidez de piel. En ocasiones, es posible colocar los hilos coreanos con un punto adicional de fijación en zonas no visibles como el cuero cabelludo o las orejas, y se conocen también por ese nombre, porque fueron desarrollados por primera vez en Corea.

Los hilos coreanos están compuestos únicamente por Polidioxanona (PDO), que es el mismo material que se usa en cirugía cardiaca. Se colocan a diferentes niveles a través de un introductor y los tamaños y diámetros entre los hilos no tienen por qué ser iguales. Esta clase de hilos representa una nueva generación de hilos tensores y su función principal es aportar firmeza y estimular el proceso natural de inducción de colágeno, un componente imprescindible para el rejuvenecimiento de la piel.

¿Qué esperar tras el tratamiento?

El post tratamiento de hilos puede resultar algo molesto ocasionalmente en función del área tratada y el tipo de hilo usado. Puede aparecer cierto enrojecimiento, inflamación, calor o algún hematoma en la zona, efectos que desaparecerán en unos días y que pueden tratarse aplicándose frío. Sin embargo, lo normal es que no produzcan ningún tipo de molestia ni efecto secundario.

El resultado de este tratamiento se aprecia de forma inmediata, por lo que se podrá observar una piel más firme, fuerte y sutilmente rejuvenecida, pero los mejores efectos se aprecian al segundo y tercer mes del tratamiento. Luego, la duración de estos tratamientos puede ir de 12 a 18 meses, dependiendo de las características particulares del paciente y su tipo de piel.

Artículos relacionados

¿Cómo se pueden eliminar las arrugas del cuello?

Leer más

Tratamientos de medicina estética con ácido hialurónico

Leer más

Tratamiento láser para el rejuvenecimiento de la piel

Leer más

¿Quieres que te informemos sobre las últimas novedades en salud, belleza y tratamientos especiales? Sin spam.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal.