Tratamientos para el rejuvenecimiento de manos

Estamos habituados a pensar que el envejecimiento de la piel suele ser más evidente en el rostro de una persona, pero el cuello, el escote y, especialmente, las manos son partes igualmente visibles y expuestas a incluso más agentes agresivos, razón por la cual también se merecen unos cuidados especiales. Puesto que la velocidad y el proceso en que envejecen las manos difiere en algunos aspectos, para conseguir su rejuvenecimiento es necesario aplicar una combinación de tratamientos.

Resuelve todas tus dudas. Primera cita gratis y sin compromiso.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal. *
 

¿Por qué envejecen las manos?

Por un lado, las manos son una de las partes del cuerpo más expuestas a los rayos de sol, razón principal de envejecimiento de la piel. Este fotoenvejecimiento se debe a la exposición de la piel a las radiaciones ultravioletas que producen una modificación en componentes como el colágeno (que aporta firmeza), la elastina (que da elasticidad) y los proteoglicanos (encargados de la tersura).

Más allá de eso, las manos son una de nuestros principales herramientas de relación con el mundo. Continuamente están en uso: tocamos, comemos, sentimos, trabajamos, nos comunicamos, acariciamos, aplaudimos, nos aseamos, etc. Por estas razones las lavamos con más frecuencia, y la exposición al agua y a productos no siempre respetuosos con la piel también influye en su envejecimiento prematuro. Por otro lado, es posible no seguir una rutina cosmética de hidratación y protección solar, así como se sigue con el rostro y cuello lo que también acentúa su deterioro.

¿Qué signos son los más frecuentes?

Las manos son una de las zonas más evidentes a la hora de indicar la edad de una persona. Con el paso del tiempo la piel de las manos se vuelve más fina y laxa. Por otro lado, la piel hidratada (y con mayor cantidad de colágeno y elastina como las más jóvenes) se observa más joven y firme.

Por ello, el resultados de la suma de los factores mencionados anteriormente se presenta en las manos en forma de distintos signos de envejecimiento. Los signos causado por el sol son las manchas, los lentigos solares, la queratosis actínicas, las arrugas finas y la sequedad cutánea, acentuada con la falta de una buena hidratación.

Así mismo, también aparece una progresiva pérdida de volumen y adelgazamiento de la piel y del tejido subcutáneo haciéndose más visibles las estructuras subyacentes como las venas, los tendones y los huesos. Como resultado encontramos unas manos más envejecidas que, quizá, el rostro, cuello y escote, un envejecimiento que puede no alinearse a la edad real de la persona.

¿Cómo prevenir el envejecimiento de las manos?

Como hemos explicado, la piel de las manos necesitaría el mismo cuidado cosmético que la piel de rostro, cuello y escote. Así como desde jóvenes hidratamos, exfoliamos y protegemos del sol estas últimas zonas, es necesario hacerlo con las manos.

Para ello, recomendamos usar cremas específicas para su cuidado, teniendo en cuenta el tipo de piel de cada uno. Buscar cremas que contengan activos que puedan ayudar contra las manchas, vitamina C y factor protector solar, ya que nuestras manos también están demasiado expuestas a la radiación solar tanto en verano como en invierno.

Por otro lado, hay recordar realizar una exfoliación semanal para eliminar las impurezas de la superficie de la piel y exponer las células más jóvenes. Además, es recomendable usar jabones suaves con pH neutro y con agentes que no sean agresivos para la piel. Luego si deseas rejuvenecer las manos existen una serie de tratamientos que pueden ayudarte a devolverle el aspecto joven que deseas.

Tratamientos para rejuvenecer las manos

En Antiaging Group Barcelona somos especialistas en el rejuvenecimiento de manos con un protocolo combinado de tratamientos personalizados en un número de sesiones determinado y con seguimiento domiciliario, obteniendo los mejores resultados para nuestros pacientes: manos con un aspecto joven y bello independientemente de la edad.

Peeling químico

Los peelings químicos son tratamientos médicos que mejora aspecto, color y textura, manchas, arrugas finas, y pequeñas cicatrices. El tratamiento pueden realizarse mediante tratamientos superficiales (basados en ácido salicílico o glicólico), en tres o cuatro sesiones, o bien, en menos con químicos más fuertes que produzcan una exfoliación profunda.

Luz pulsada

Los peelings mediante sistemas de luz pulsada o IPL eliminan la melanina acumulada en las manchas cutáneas, consiguiendo un efecto rejuvenecedor de la piel tratada. Estas tecnologías pueden combinarse dentro de una misma sesión, en manchas distintas. Esto nos permite optimizar resultados y dejar una piel más limpia y bonita.

Acido hialurónico en Barcelona

Ácido hialurónico

El ácido hialurónico, presente de forma natural en nuestro cuerpo, actúa como relleno. Su capacidad de retención de agua y estimulación de la síntesis de colágeno lo hace ideal para el rejuvenecimiento de la piel desde la primera aplicación, ya que la hidrata y aumenta el grosor del tejido. Los resultados duran doce meses, tras los que se podrá repetir el tratamiento.

PRP o plasma en Barcelona

Plasma enriquecido

Los de factores de crecimiento-bioestimulación se obtienen de la propia sangre. Mediante una pequeña extracción y centrifugación posterior se consigue el plasma rico en plaquetas que, combinado con ácido hialurónico y complejos vitamínicos, se convierte en un potente rejuvenecedor de tejidos que se infiltrará en el dorso de la mano.

Lipofilling

La lipotransferencia, también conocida como lipofilling, es un tratamiento que consiste en realizar infiltraciones de grasa propia de una zona donde existe un exceso, para volverla a inyectarla en otra área del cuerpo. El objetivo es el de conseguir un aumento de volumen y corregir imperfecciones, rejuveneciendo así zonas específicas según sea el resultado deseado.

¿Qué ventajas tiene la combinación de estos tratamientos?

Una vez realizado el tratamiento apropiado, recomendado por el médico especialista en medicina estética, los resultados serán:

  • Mejora del grosor, la textura y la suavidad de la piel.
  • Disminución o eliminación de las arrugas finas.
  • Homogeneización del tono que antes fuera desigual.
  • Eliminación de manchas marrones y superficiales.
  • Recuperación de la luminosidad de la piel.
  • Eliminación de rojeces y capilares dilatados
  • Aumento de la hidratación y elasticidad.
  • Mejora general de la calidad de la piel.

Artículos relacionados

Cara joven, ¿manos viejas?

Leer más

Tratamiento láser para el rejuvenecimiento de la piel

Leer más

Tratamiento de peeling químico

Leer más

¿Quieres que te informemos sobre las últimas novedades en salud, belleza y tratamientos especiales? Sin spam.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal.