Otoplastia, cirugía de las orejas

¿Para qué es útil la otoplastia?

Otoplastia es el nombre que recibe la cirugía estética que se dedica a corregir la forma de las orejas. Las más frecuentes son las orejas en soplillo o en asa, pero también se aplica a las orejas prominentes, las que han sufrido traumatismos o con defectos congénitos.

Resuelve todas tus dudas.

¿En qué consiste la otoplastia?

La otoplastia es la cirugía plástica reparadora y estética para la corrección de las orejas. Mediante este tipo de intervención se puede reducir el tamaño de las orejas, cambiar su forma, solucionar lesiones o defectos congénitos.

El especialista hace un diagnóstico durante la consulta y valora la técnica necesaria para el paciente. La cirugía puede requerir entre 2 y 3 horas dependiendo de la técnica que realice y el problema a tratar.

En el caso de las “orejas en soplillo”, los pabellones auriculares están más separados de la cabeza de lo habitual. Además, otra característica es la falta definición en el pliegue de la oreja (llamado pliegue antihélix, que es el que está delante del borde de la oreja) y la concha auricular suele estar muy despegada.

La otoplastia para corregir las orejas de soplillo requiere extirpar el exceso de piel de la parte posterior de las mismas, y debilitar el cartílago (rayándolo) para doblarlo y, así, la cicatriz de la incisión queda disimulada completamente detrás de la oreja.

Cuando el antihelix está poco desarrollado se necesita definirlo y, para ello se aplica la técnica Mustardé, consistente en doblar con unos puntos de sutura el cartílago. Si la concha se encuentra despegada de la cabeza se utiliza la técnica de Furnas que la sutura al hueso de las mastoides por la parte posterior de la oreja.

Con la otoplastia se intenta conseguir un resultado lo más natural posible. En nuestra clínica no somos simpatizantes de extirpar fragmentos de cartílago, ni de cortar, pues pueden quedar aristas en lugar de las curvas naturales.

Es una de las pocas cirugías estéticas que se realizan tanto en niños como adultos. En el caso de los niños pequeños posiblemente será necesario aplicar anestesia general. Para adultos es suficiente con la anestesia local.

La otoplastia no modifica el posicionamiento de las orejas ni altera la capacidad auditiva.

Cirugía de orejas de soplillo
Gráfico explicación de la anatomía de la oreja

¿Cómo se realizan las incisiones?

Las técnicas de la otoplastia varían según el tipo de corrección necesaria. La técnica específica que implemente el cirujano plástico determinará cuál será la ubicación de las incisiones y de las cicatrices que queden posteriormente.

Las incisiones podrán localizarse en:

  • Parte posterior de las orejas.
  • Pliegues internos de las orejas.

Por lo general, la cirugía lleva alrededor de una hora.

Después de una otoplastia, las orejas se vedan para protegerlas y sostenerlas. Durante el post operatorio es probable que surjan molestias o picazón. No presentan inconvenientes ya que son muy bien tolerados con la medicación para control del dolor y la inflamación que se pauta tras la intervención.

Otoplastia antes y después
Fotografías de Otoplastia antes y después

¿Cuáles son los cuidados posteriores a la otoplastia?

Posteriormente a la intervención es recomendable:

  • Evitar dormir de costado para no ejercer presión sobre las orejas.
  • Intentar no frotar ni aplicar fuerza excesiva en las incisiones.

Considerar usar ropa con cuellos holgados o que no deban colocarse a través de la cabeza, como las camisas.

Entre las 24-48 horas, el médico retira el vendaje y entonces se coloca la banda que también debe llevarse por la noche para evitar que las orejas se muevan durante el sueño. Es probable que las orejas estén hinchadas y enrojecidas, pero una vez retiradas las vendas, se puede apreciar el cambio en la apariencia de las orejas. Estos cambios son permanentes.

¿Qué puede suceder después de una otoplastia?

Algunos aspectos que pueden surgir posteriormente a la intervención:

  • Presencia de cicatrices: Generalmente, las cicatrices quedan disimuladas detrás de las orejas o escondidas entre sus pliegues.
  • Asimetría de las orejas: Durante el proceso de cicatrización puede ocurrir como resultado de los cambios se produzca alguna asimetría. Si bien es cierto, es posible que no se consiga corregir una asimetría preexistente con la cirugía.
  • Afectación en la sensibilidad de la piel: Durante el proceso del tratamiento la sensibilidad de la piel de la zona intervenida puede verse temporalmente afectada. En casos excepcionales, los cambios pueden ser permanentes.
  • Molestias causadas por los puntos de sutura: Los puntos de sutura realizados para reconstruir la nueva forma de la oreja pueden salir hacia la superficie de la piel. En este caso, será necesario retirarlos ya que puede causar una inflamación en la piel afectada. Como consecuencia, posiblemente requerirá algún punto adicional o bien una revisión de la cirugía previa.
  • Sobrecorrección: La otoplastia puede generar bordes poco naturales que den la apariencia de orejas aplastadas.

¿Sabías que es posible corregir las orejas de soplillo sin cirugía?

Desde octubre 2016, formamos parte del grupo pionero en España invitados por Allergan para realizar la técnica con el implante Earfold que permite corregir las orejas de soplillo sin pasar por quirófano.

Esta técnica dura aproximadamente 30 minutos, es indolora, sin necesidad de llevar vendajes y completamente invisible. Si te interesa, aquí describimos las preguntas frecuentes sobre el implante Earfold.

No todos los pacientes son candidatos óptimos para esta técnica, y en ese caso se seguirá indicando la cirugía de otoplastia.

Nuestros especialistas para este tratamiento

Artículos relacionados

¿Quieres que te informemos sobre las últimas novedades en salud, belleza y tratamientos especiales? Sin spam.

La mejor Clínica de Cirugía Plástica y Estética en Barcelona