Rinoplastia u operación de nariz

¿Qué es la rinoplastia o cirugía de nariz?

La cirugía de la nariz o rinoplastia, es una de las operaciones de cirugía estética más frecuentes en nuestra clínica de Barcelona. Con ella se consigue cambiar el aspecto, estructura o función de la nariz, cambiando su tamaño, variando su forma o cambiando el ángulo entre la nariz y el labio superior. Puede ayudar a corregir defectos de nacimiento, lesiones nasales y algunos problemas respiratorios. Además si combinamos la rinoplastia con la cirugía de mentón, lograremos armonizar el perfil facial.

Resuelve todas tus dudas. Primera cita gratis y sin compromiso.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal. *
 

¿En qué consiste la rinoplastia?

El objetivo de la rinoplastia es mejorar el aspecto de la nariz al mismo tiempo que se mantiene o mejora su función respiratoria.

La cirugía se lleva a cabo a través de unos pequeños cortes, dentro de la nariz, con los que se puede conseguir:

  • Estrechar la punta eliminando parte de los cartílagos alares.
  • Reducir el dorso haciéndolo recto.
  • Cambiar la forma de la nariz, estrechándola. En algunos casos, se utiliza cartílago obtenido del tabique o, en algunas raras ocasiones, de otras partes del cuerpo como la oreja o el costal.
  • Modificar la forma de la punta para hacerla algo más respingona. También podemos hacer las puntas más estrechas o más redondas, según el caso.
  • Colocar injertos de cartílago para rellenar o mejorar la proyección en diferentes zonas de la nariz.
  • Corregir las desviaciones de tabique.

Sólo en algunos casos de nariz con forma compleja, punta ancha o en reintervenciones se realiza la llamada rinoplastia abierta, en la que se practica un pequeño corte en la columela (el puente de piel entre punta de la nariz y el labio que separa las dos ventanas nasales).

Gráfico explicativo de la cirugía de nariz
Gráfico explicativo de la cirugía de nariz

Postoperatorio

El paciente es dado de alta tras los efectos de la anestesia, entre 3 y 6 horas tras la intervención. Durante los primeros días debe permanecer en reposo, incorporado e ingerir abundantes líquidos así como seguir la medicación analgésica prescrita.

Tras la cirugía se coloca una férula que protege la nariz y mantiene su forma, así como unos pequeños tapones. No es una cirugía dolorosa. Al día siguiente de la intervención se retiran los tapones, y a la semana la férula. Suele aparecer una inflamación con hinchazón que dura aproximadamente un mes. En la rinoplastia abierta puede haber cierta inflamación residual durante más tiempo. Hay que tener en cuenta que el resultado final puede tardar unos meses o incluso 1 año en apreciarse.

Es conveniente utilizar cremas fotoprotectoras durante las primeras semanas tras la operación y abstenerse de usar gafas descansando directamente sobre la nariz.

Diferencias entre rinoplastia y septoplastia ¿A qué corresponde cada tipo de intervención?

La rinoplastia es la cirugía plástica que se centra en los aspectos estéticos, cambiando la forma y/o tamaño de la nariz. Habitualmente se realiza para la modificación de la giba nasal (hueso con forma curva que sobresale), las desviaciones laterales de la totalidad de la nariz

La septoplastia es una intervención quirúrgica centrada en los aspectos funcionales de la nariz. Habitualmente trabaja corrigiendo desviaciones del tabique nasal, lo que no tiene por qué producir cambios externos ni estéticos. En este caso, el cirujano realiza unas incisiones en el interior de la nariz para actuar sobre el tabique (hueso en la parte posterior, cartílago en la anterior). A diferencia de la rinoplastia, al no existir rotura del tabique, el postoperatorio no incluye férula exterior. El paciente tampoco presenta hematomas. En dos o tres días se retiran los taponamientos, pudiendo hacer vida normal.

A la combinación de ambas intervenciones se denomina septorrinoplastia o rinoplastia funcional.

La rinoplastia ultrasónica es una rinoplastia en la que se utiliza un sistema especial que corta el hueso y el cartílago con ultrasonidos. Aunque la operación es más larga con este sistema, la precisión es mayor y se reduce de forma significativa la aparición de hematomas y moratones

Rinoplastia antes y después
Fotografías rinoplastia antes y después
Cirugía de la nariz antes y después
Fotografías de Cirugía de la nariz antes y después

Rinoplastia abierta y rinoplastia cerrada

La rinoplastia tradicional o cerrada es aquella en la que el cirujano plástico accede a los cartílagos, tabique u otras zonas de trabajo a través de las fosas nasales, por lo que no se realizan incisiones. La ventaja principal es la ausencia de cicatrices resultantes de la intervención. Es la más practicada en la actualidad por los cirujanos especialistas.

En el caso de la rinoplastia abierta, se realiza una pequeña incisión con el fin de poder acceder directamente a la zona del cartílago y hueso. Como se ha indicado con anterioridad, esta técnica se utiliza en casos complicados o en segundas intervenciones. El paciente presentará una pequeña cicatriz casi imperceptible.

Riesgos y complicaciones

Como cualquier cirugía, presenta riesgos de infección y aquellos ligados a la anestesia. Sin embargo, los estos son mínimos. Nuestros cirujanos plásticos te explicarán en detalle cualquier duda que tengas antes de la intervención.

Artículos relacionados

¿Existe un tratamiento para eliminar la rosácea?

Leer más

Tratamientos faciales / Papada sin cirugía – Belkyra™

Leer más

Tratamientos faciales / Otoplastia

Leer más

¿Quieres que te informemos sobre las últimas novedades en salud, belleza y tratamientos especiales? Sin spam.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal.