¿Cómo podemos eliminar la flacidez del cuello y de la mandíbula?

Es precisamente en el cuello y mandíbula donde el paso del tiempo se hace más evidente. En el tercio inferior de la cara y superior del cuello este paso del tiempo se muestra en forma de flacidez. En personas con caras llenas lo más evidente puede ser precisamente la papada y en pacientes con caras alargadas y delgadas es la zona alrededor de la boca y de la mandíbula donde se pierde firmeza.

¿Cómo podemos eliminar la flacidez del cuello y de la mandíbula?

flacidez-cuello-mandibulaEn realidad no existen ejercicios específicos para mantener el tono de la zona y desde un punto de vista quirúrgico es de las zonas más complejas de mejorar. ¿Por qué? Las causas son múltiples, pero las más importantes son los aumentos y descensos de peso repetidos, fumar y el fotoenvejecimiento que provoca una desnaturalización de las proteínas, el colágeno y la elastina se rompen y se adelgaza el tejido. En los hombres este proceso es más lento porque tienen mayor grosor en la dermis.

Lo ideal sería iniciar un tratamiento preventivo a partir de los 30-35 años incluyendo técnicas no invasivas como la radiofrecuencia y el uso de protección solar. Ya a partir de los 35-40 debemos añadir tratamientos propios de la medicina regenerativa como son la Bioplastia con Factores de Crecimiento Plaquetario o «plasma rico en plaquetas«, el uso de hilos tensores reabsorbibles y los rellenos faciales en la zona peribucal y malar. A partir de los 45-50 además de los tratamientos anteriores ya se puede plantear algún procedimiento quirúrgico como el lifting para remodelar la zona.

Si hay exceso de grasa y poca flacidez en la papada el tratamiento indicado es la liposucción de cuello porque reducimos el tejido adiposo y la propia cicatrización contribuye a la readaptación y tensión de la piel. En casos en que la flacidez ya es más evidente el lifting cervical o cervicofacial va a ser la cirugía de elección que permita el reposicionamiento de los tejidos con suturas internas que tensan el SMAS (sistema músculo-aponeurótico superficial).

En definitiva, el tratamiento de la flacidez en la línea de la mandíbula y el cuello es posible pero la elección dependerá de la edad del paciente, de su volumen de grasa en el cuello y del nivel de flacidez.

Fuente de la imagen: Pinterest.

Cómo conseguir un aumento de labios natural sin cirugía

Leer más

Urgotouch: eliminar cicatrices de una operación estética

Leer más

¿Los implantes pueden causar atrofia en la glándula mamaria?

Leer más

¿Quieres que te informemos sobre las últimas novedades en salud, belleza y tratamientos especiales? Sin spam.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal.