Rinoplastia y los tipos de nariz

rinoplastia y tipos de narizLa nariz es una parte de nuestra anatomía que nos da carácter o nos lo quita, que afea o embellece, dice mucho de un rostro. Su localización hace que sea inevitable fijarnos en esta característica de forma especial.

Una nariz fea o desproporcionada, siempre ha sido objeto de mofa o burla: “Érase un hombre a una nariz pegadoérase una nariz superlativa… érase un elefante boca arriba… érase un naricísimo infinito…” escribió Quevedo en el siglo XVII. Imaginaros la cara que se le debió poner a Góngora cuando escuchó estas rimas de su rival, lo dicho, literatura convertida en lucha de titanes.

Pero la nariz por sí sola, no lo es todo. Para que el conjunto del rostro sea armónico y bello, la nariz tiene que estar equilibrada con el resto de la cara y aquí es donde entramos los cirujanos plásticos, sobre todo a la hora de valorar la necesidad de una rinoplastia para mejorar y retocar la anatomía de la nariz.

Los tipos de nariz

Existen muchos tipos de nariz, atendiendo a diversas clasificaciones. Una de las últimas es la de un médico que distingue entre 14 tipos de nariz con adjetivos como “carnosa” o “celeste”, aunque ya os digo que carece de rigor científico. Poniéndonos serios, me gustaría hacer referencia a un estudio internacional que se está llevando a cabo en el campo de la morfología para estandarizar los términos y llegar a un consenso a la hora de determinar los tipos de nariz.

Otra cuestión a tener en cuenta es que el crecimiento de la nariz no acaba con la pubertad sino que se modifica hasta la edad adulta y va cambiando incluso en la vejez.

Existen varias partes anatómicas con nombres muy concretos y que tienen una gran trascendencia a la hora de realizar una rinoplastia y son: raíz nasal, nasion, puente nasal, dorso nasal, base nasal, punta nasal, alas, columela. La medida, forma y la relación entre ellas hará que cada nariz sea única y especial y ésta es una de las razones por las que conseguir determinada forma de nariz sea muy difícil en algunas ocasiones.

Así, los tipos de nariz pueden ser divididos en características cualitativas y cuantitativas: variaciones de longitud, anchura, de ambas a la vez, de la forma y o de la posición.

Como siempre, expectativas realistas y un buen asesoramiento, son los mejores ingredientes para conseguir los mejores resultados si vamos a realizar una rinoplastia y tenemos un tipo de nariz en mente.

 

Continuará…

 

 

Fuentes:

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/ajmg.a.32600/full

Hennekam RCM, Cormier-Daire V, Hall J, M_ehes K, Patton M, Stevenson R. 2009. Elements of morphology: Standard terminology for the Nose and philtrum.

Am J Med Genet Part A 149A:61–76.

Imagen: http://impresioneslasjustasimpresiones.blogspot.com.es/2011/11/erase-un-hombre-una-nariz-pegado.html

Related

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>