Postoperatorio y resultado de una rinoplastia

La cirugía de rinoplastia tiene una evolución larga en el tiempo. No me refiero a los cambios naturales que tras la cirugía han de producirse, sino a que la piel tarda tiempo en adaptarse y es posible que no veamos el resultado antes del año.

Preparación para la rinoplastia

La rinoplastia es una cirugía exigente en la que se hacen unos cambios en el esqueleto óseo y catilaginoso y que depende de la adaptación final de la piel sobre este nuevo armazón.

En primer lugar es muy importante la visita preoperatoria porque hay que entender bien las expectativas que tiene el paciente y de esta forma planificar la cirugía y elegir la técnica adecuada.

Puede intentarse la simulación del resultado con algún programa informático. Esta simulación no tiene ningún valor en cuanto al resultado final porque el ordenador no puede tener en cuenta la infinidad de variables que hay en la cirugía misma y en la recuperación postoperatoria. Pero si puede servir para ver si la idea de resultado del cirujano casa con lo que espera el paciente.

Hay que valorar también que no es reversible. No hay marcha atrás. Una vez modificada la nariz no es posible revertir los cambios.

Es aconsejable no dejarse influenciar por amigos y parientes. La nariz es la parte más visible de la cara y en el postoperatorio va a estar inflamada y va a pasar tiempo antes de ver el resultado final. Siempre hay alguien que “no ve el cambio” (aunque uno de los objetivos en rinoplastia es que sea natural y no se tenga nariz de operado/operada), o que su amiga se recuperó enseguida sin morados y sin nada. O familiares que comentan que antes estabas mejor. Hay que procurar ponerse una coraza y no tener en cuenta estos comentarios.

Antes de la cirugía no hay que tomar nada que pueda hacer sangrar, como aspirinas. La rinoplastia tampoco soluciona problemas funcionales como la rinitis alérgica.

Síntomas principales después del postoperatorio

Cabe destacar que la rinoplastia no duele tras la cirugía. A pesar de lo llamativa que pueda ser, no es dolorosa. Si se tiene una sensación incómoda, de abotargamiento.

Los tapones nasales sí que son molestos, porque pueden ocupar más o menos longitud en la fosa nasal. Además obligan a respirar por la boca, por lo que ésta seca. En el fondo puede compararse con un catarro muy fuerte.

También es normal que la nariz sangre y babee por los orificios nasales, a pesar de los tapones. Por eso colocamos una gasa debajo de la nariz, la bigotera, para evitar la sensación dsgradable de goteo permanente sobre el labio superior.

Lo más llamativo es la hinchazón de la cara (edema) y los morados (equimosis). La hinchazón empieza a reducirse a los 3-4 días y ayuda dormir con dos almohadas y mantener la cabeza elevada. Si duermes de lado (no aconsejable), el lado sobre el que duermes va a estar más hinchado, porque el agua se desplaza por la gravedad. Los morados pueden tardar entre 2 y 3 semanas en desaparecer y normalmente se concentran en la zona periorbitaria (ojeras).  Con la rinoplastia ultrasónica hay menos morados porque no se produce tanto daño en la mucosa y tejidos

Proceso de recuperación de la rinoplastia

Tras la rinoplastia se irá a casa con una férula (de yeso o termoplástica) cuyo objetivo es proteger el trabajo hecho en huesos y cartilagos y evitar que la hinchazon desplace los huesos que están fracturados. Normalmente se mantiene entre 7 y 10 días, pero a veces más, dependiendo del tipo de rinoplastia y lo que se haya hecho en la nariz.

Una vez retirada la férula se pueden usar gafas de nuevo, pero con cuidado, para evitar un golpe que desplace los huesos o que el caballete de las gafas nos deje señal (por la hinchazón de la piel). Como la piel ha estado tapada, está muy grasa. Incluso hay gente que tiene granitos. Hay que limpiarla bien con un tónico desengrasante  y evitar cremas hidratantes muy grasas.

Los tapones se pueden quitar al día siguiente o en cualquier momento hasta los 3 días. No es agradable cuando los quitamos. Nada más quitarlos puede que la nariz sangre unos minutos, pero suele parar espontáneamente.

Durante un periodo largo (semanas) no va a respirar bien. Eso se debe a la inflamación de la mucosa. Nada más quitar los tapones es el último momento que notará el paso del aire por las fosas nasales, pero después se tapona. Igual que en un catarro. Tendrá que usar agua salada o suerp salino para decongestionar la nariz. NO se debe usar vasoconstrictores porque pueden dar lugar a un efecto rebote (empeoramiento cuando deja de hacer efecto) y a rinitis atrófica.

A los 10 dias se quitan los puntos de la columela, en caso de una rinoplastia abierta. Los puntos de dentro son reabsorbibles, La herida estará algo roja durante unas semanas. Puede tratarse con una crema de cicatrices o aceite de rosa mosqueta y sobre todo hay que protegerla del sol.

La hinchazón de la cara al igual que los morados se van a ir en unas 2 a tres semanas (depende de la cirugía más o menos extensa realizada).

Cuando se quita la férula la nariz está hinchada y “rara”. La primera impresión al verse en el espejo es de extrañeza. Aunque la nariz se ve recta y más pequeña, la imagen corporal todavía no ha cambiado.  Asi que cuesta un poco habituarse.

La piel de la nariz de la zona del dorso es fina y en unas pocas semanas se adaptará. Pero la de la punta nasal es gruesa y sebácea y tardará muchos meses en adaptarse. Es precisamente la piel de la punta la que puede hacer que una nariz se vea más ancha de lo que el paciente espera. Por otro lado la punta está dura y nada elástica por la cicatrización. Hay que contar un año hasta que la nariz esté recuperada y con la forma definitiva.

Respecto a actividad física desaconsejamos hacer deporte en el primer mes y evidentemente si son deportes de contacto.

¿Cuándo me veré bien tras la rinoplastia?

Pues hay que tener mucha paciencia. Al mes ya se verá bastante bien en cuanto a la forma y líneas de la nariz. Además ya le habrá dado tiempo a su imagen corporal a habituarse a su nueva nariz.

La nariz va a ir evolucionando y puede tardar un año en cumplir con todo el proceso de cicatrización. Incluso a veces se ve cambios años después de una rinoplastia, cuando se comparan con las fotografías del año. Es un proceso normal.

Las fotografías son importantes para el seguimiento de una nariz operada. Pero no los SELFIES. La cámara del móvil acrecienta los defectos y todo parece más grande.

Desviación del tabique nasal: corregir una nariz torcida
¿Es posible retocarse la nariz sin cirugía?
Rinoplastia y los tipos de nariz

¿Quieres que te informemos sobre las últimas novedades en salud, belleza y tratamientos especiales? Sin spam.

La mejor Clínica de Cirugía Plástica y Estética en Barcelona
Doctora Marisa Manzano Surroca
Dra. Marisa Manzano Surroca

Cirugía plástica, estética y reconstructiva de la mama.

La doctora Marisa Manzano, miembro de nuestro equipo de cirugía plástica, tiene una amplia experiencia en cirugía estética y reconstructiva de la mama, en cirugía íntima femenina, y es especialista en rejuvenecimiento facial de manos y escote.