¿Es aconsejable una abdominoplastia junto con la cesárea?

Hace no mucho una periodista me preguntaba si las artistas se hacían una abdominoplastia al tiempo que tenían la cesárea y que si esto se podía hacer. A la primera pregunta respondí que no lo sabía y a la segunda que por poder sí, pero que creía que no se debía, porque tenía la impresión que el procedimiento era poco seguro y que el abdomen tenía que cambiar mucho en los meses siguientes.

Un trabajo reciente en el Aesthetic Plastic Surgery de dos cirujanos egipcios muestra las consecuencias de realizar una abdominoplastia en el momento de la cesárea. Incluyeron 50 pacientes y compararon los resultados con 80 pacientes con abdominoplastia (no embarazadas).

La conclusión más importante es que el grado de satisfacción es menor, los resultados estéticos son peores y el índice de complicaciones es mayor. De las 50 pacientes sólo un 48% estaba satisfechas del resultado a los 6 meses y un 32% tenían un abombamiento residual del abdomen sin definición de la cintura. Un 24% también presentaban herniación umbilical y un 18% exceso de piel. En cambio, en las abdominoplastias de no embarazadas el abombamiento residual ocurría en un 9%, la herniación umbilical en un 5% y el exceso de piel en un 3.7%.

Las complicaciones son también mayores. Hay más infecciones de herida (18% frente al 5%), dehiscencia de herida, es decir, que la herida se abre espontáneamente (6% frente a 2.5%) y necrosis de la piel (12% frente a 3.7%).

imagen de una mujer en quirófano antes de cesárea¿Por qué ocurre esto? En el embarazo aumenta la vascularización (más riego sanguíneo) de la musculatura y de la piel y el útero ha incrementado mucho su tamaño, haciendo presión en la pared abdominal. Tras el parto se produce una atrofia progresiva del útero y una retracción muscular y cutánea que tarda meses.

Si tratamos de hacer una abdominoplastia en el momento de la cesárea, no se puede hacer una adecuada liposucción por el riesgo de necrosis; los músculos están ingurgitados y el útero grande, con lo que tampoco se puede hacer una correcta plicatura; y además no se puede calcular adecuadamente la cantidad de piel sobrante. En los meses siguientes la piel y el músculo se irán retrayendo con lo que tendremos una forma inadecuada abdominal y un exceso de piel.

Así que mientras parece una buena idea ahorrarse una operación y «aprovechar» la anestesia general para solucionar el exceso de piel y arreglar los músculos, los resultados y las posibles complicaciones desaconsejan realizar una abdominoplastia tras la cesárea.

¿Qué beneficios tiene el yoga facial en tu rostro?

Leer más

¿Qué es la celulitis infecciosa y cómo se trata?

Leer más

¿Qué movimientos y ejercicios se pueden realizar tras el aumento de pecho?

Leer más

¿Quieres que te informemos sobre las últimas novedades en salud, belleza y tratamientos especiales? Sin spam.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal.
 
Dr. Jesús Benito Ruiz

Director médico y fundador de Antiaging Group Barcelona

Director de AGB, el doctor Jesús Benito es un cirujano de renombre, actual presidente de la AECEP. Miembro de diversas sociedades científicas como la SECPRE y pionero en diversas técnicas quirúrgicas, ha recibido premios y realizado publicaciones de prestigio.