Mascarillas caseras antiarrugas

[vc_row el_id=”contenido”][vc_column][vc_column_text]Tu cara grita ¡SOS! después de tanto exceso. Pero ni Papá Noel, ni los Reyes Magos te han traído productos beauty para su cuidado. ¿Qué hacer? Optar por mascarillas caseras antiarrugas a base de frutas y vegetales que todos tenemos en la nevera. Una solución fácil, económica y que funciona.

[pullquote]No podemos para el tiempo, pero sí que podemos hacerle frente.[/pullquote]

Aunque hay pieles más propensas que otras a las arrugas, ya se sabe que entre los 30 y los 40 años empiezan a aparecer las temidas y odiadas “patas de gallo” tanto en la zona del contorno ocular, como alrededor de la nariz y la boca. Sin contar con que, desde ese momento, la piel ya no tiene la luz y el aspecto “fresco y lozano” de cuando teníamos 18. Parar el tiempo es imposible (al menos de momento) pero sí podemos hacerle frente con tratamientos faciales adecuados y/o incluyendo en nuestra rutina beauty diaria productos nutritivos que ayuden a revitalizar la piel y, por tanto, frenen lo más posible el envejecimiento.

Mascarillas caseras para reducir arrugas

– 1 yema de huevo

– Pulpa de ½ manzana

Preparación y aplicación:

Mezcla muy bien los ingredientes hasta que conformen una pasta.

Aplica la pasta, a poder ser con un pincel, sobre la piel limpia del rostro.

Déjala actuar durante 20 minutos.

Retira la mascarilla con abundante agua.

– Pulpa de un aguacate

– 2 cucharadas de miel

– 1 cucharada de aceite de jojoba

Preparación y aplicación:

Mezcla muy bien los ingredientes hasta que conforme una pasta homogénea.

Aplica la pasta, a poder ser con un pincel, sobre la piel limpia del rostro.

Déjala actuar durante 30 minutos.

Retira la mascarilla con una esponja mojada en agua fría.

mascarillas caseras antiarrugas

¿Cómo se deben aplicar estas mascarillas caseras antiarrugas?

Con movimientos rotativos, siguiendo la dirección de los músculos de la cara y siempre, siempre hacia arriba. Es clave limpiar muy bien la piel si queremos que los beneficios que aportan los alimentos penetren adecuadamente. Un truco para este tipo de mascarillas caseras antiarrugas es guardarlas en la nevera. Así se conservarán mejor, durarán algo más y la sensación de frío y efecto tensor al ponerlas será mayor.

¿Estás ya de camino a la nevera para ponerte manos a la obra? Te has quedado sin excusas (económicas) para no cuidar y prevenir las arrugas de tu piel.

Crédito de imágenes: Pinterest [/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

¿Cómo se pueden eliminar las arrugas del cuello?

Leer más

Tratamientos de rejuvenecimiento facial

Leer más

Peeling facial

Leer más
[add_form form_id="6758" tipo="full"]