Expectativas y cirugía plástica-estética

Uno de los mayores problemas al que nos enfrentamos los cirujanos plásticos en procedimientos de cirugía plástica-estética es emparejar adecuadamente el resultado que podemos conseguir con las expectativas que tiene el paciente de ese resultado. El ser humano se caracteriza, en comparación a las otras especies animales, por su imaginación. Gracias a la imaginación y a la curiosidad el ser humano evoluciona como especie.

Esta imaginación es la que nos hace visualizar nuestro resultado ideal, que además hoy día está muy influenciado por las imágenes de modelos y de famosos. Los selfies y los filtros han alterado además de manera considerable la imagen corporal.  Así, cuando una paciente acude a la consulta del cirujano plástico buscando consejo/información ya tiene una idea formada de lo que quiere, aunque sea difícil de explicar. La consulta médica trata de eso, de tratar de interpretar los deseos del paciente y adaptarlos a una técnica quirúrgica. Pero también trata de eliminar ideas preconcebidas que no se pueden lograr y sobre todo que estamos ante unos procedimientos que a pesar de todo nuestro empeño pueden complicarse o dar un resultado que no es el buscado. La complejidad del ser humano hace que encontremos, aunque no sea muy a menudo, con pacientes con resultados que para nosotros pueden ser insuficientes pero que están contentos y pacientes con fantásticos resultados pero que están descontentos porque no cuadran con la imagen preconcebida que tenían.

Hay que tener en cuenta que en un procedimiento quirúrgico hay infinidad de variables que pueden afectar el resultado. Estamos trabajando con material vivo, plástico (en su concepción de moldeable) y sometido a un proceso de cicatrización. Los cirujanos plásticos tratamos por todos los medios de conseguir el resultado que desea el paciente aunque también tratamos de ofrecer el aspecto más realista en la consulta. Una inmensa mayoría (cerca de un 95%) están contentos con el resultado obtenido (lo que es un éxito conjunto, no sólo del cirujano plástico sino también del paciente en cuanto sus expectativas se han encontrado de forma positiva con lo realizado). Y una minoría no. A veces porque ha ocurrido un problema que ha desviado la correcta evolución de la cirugía, otras veces (las menos) porque el cirujano plástico no ha sabido o no ha podido ensamblar su conocimiento con la expectativa del paciente. Otro pequeño grupo, que padecen lo que se denomina DISMORFIA, nuca están satisfechos con el resultado.

Las expectativas IRREALES son el mayor enemigo. Sumado a que los humanos tenemos tendencia a escuchar para confirmar nuestras opiniones, sentimientos, ideas. Asi que una idea preconcebida puede ser difícil de cambiar.

Los cirujanos, como otros profesionales, trabajamos con estimaciones, resultados estadísticos de la experiencia de otros compañeros y cómo no, con los conocimientos propios y la experiencia acumulada.

Tomemos un ejemplo: el aumento de mamas. Hay numerosas variables que influyen en el resultado. La paciente viene con una imagen de volumen y forma, basado en formas y volúmenes que ve en publicaciones, en Internet o de recuerdos de la forma y volumen que tenía antes del embarazo o de haber perdido peso. Es muy habitual que la paciente nos diga: “Quiero algo natural, que se note pero que no se note“. El aumento de mamas es una técnica para aumentar el volumen y secundariamente puedes cambiar la forma. Pero hay muchas circunstancias que influyen e incluso que son poco visibles antes de la operación y se hacen más manifiestas al aumentar de volumen de la mama. Las más importantes están en relación a las asimetrías por forma y/o posición, que hacen que una areola esté algo más  baja que la otra, o que un surco sea más alto que el otro. En ocasiones estas asimetrías están ocultas, como un desarrollo mayor en una glándula que en otra o una diferencia de la curvatura de las costillas. Considerando que aunque la técnica sea perfecta nos podemos encontrar con anomalías anatómicas que hacen que exista alguna asimetría posterior. Sin tener en cuenta también que el proceso de cicatrización dura meses y que la mama va cambiando su forma y volumen a lo largo de este tiempo, lo cual además está influenciado por la actividad física de la paciente, de cómo lleva el sujetador, etc.

¿Es todo esto una excusa para justificar cualquier resultado que consigamos? No. Entre otras cosas porque como hemos dicho antes el índice de satisfacción de los pacientes es muy alto y los problemas surgen en un número ínfimo de casos. Pero como profesionales nos preocupan, claro que sí. En caso de complicaciones (hematoma, infección, etc) se van resolviendo con paciencia pero donde es difícil de gestionar es en las expectativas inadecuadas.

Es por ello que en el consentimiento informado existe una frase que dice “Estoy de acuerdo en que no se me ha dado garantía por parte de nadie en cuanto al resultado que puede ser obtenido”, porque existen tantas variables que esto es completamente imposible. El consentimiento informado no es una patente de corso para el cirujano, sino un documento requerido legalmente para demostrar que el paciente está al tanto de las complicaciones que pueden suceder y afianzar lo explicado en la consulta.

ESCOTE Y LIPOFILLING
Lipofilling: ¿es viable la supervivencia del tejido adiposo?
Efectos del tabaco en la piel: ¿De verdad te cuidas?
Implantes corporales musculares
Cirugía plástica: Tu experiencia en quirófano
Baby Botox
Ginecomastia: cómo tratarla
Flacidez facial
Cómo conseguir una piel luminosa
Grasa localizada abdominal
Relleno de manos
Lipofilling facial
Aumento de mamas: las 10 preguntas más frecuentes
¿Adictos al botox?
Solos ante la camara
Recupera tu silueta ideal
Rejuvenecimiento genital femenino
Cirugía plástica: Prevenir la trombosis venosa profunda
Mesoterapia: Mesoplastia facial
¿Qué es el rippling en aumento de pecho?
Labios mayores: rejuvenecimiento
Grasa visceral: qué es y cómo deshacerse de ella
¿Qué debo saber antes de operarme?
Reciclaje y Cirugía Estética
Surco nasogeniano: preguntas frecuentes
La punta nasal en rinoplastia
Labioplastia: preguntas frecuentes
¿Cómo eliminar para siempre las arrugas del entrecejo?
El estrés oxidativo en la piel
Pezones invertidos: qué son y cómo se corrige
Mitos y Creencias Nutricionales | AGB
Causas de asimetría mamaria
A propósito de la obesidad Botero: cirugía postbariátrica
El Cólageno: Qué es, Tipos y cómo te beneficia
Cirugía plástica en niños
Combinar cirugías: ¿es seguro?
Plan detox para empezar el año | AGB
Los 5 errores más frecuentes al querer adelgazar
Consejos para tener una piel sana | AGB
¿Es verdad que las prótesis de mama giran?
¿Se pueden eliminar las marcas de acné?
Aumento de pecho combinado: implantes y grasa
Seguimiento de los implantes mamarios
El porqué ser un “Fofisano” no es Sano
¿Estás preparado/a para una cirugía plástica?
¿Cómo proteger la piel del frío? | AGB
Tratamientos de Belleza para Navidad | AGB
Doctor, sudo mucho, haga calor o no.
Cómo combatir la flacidez en los brazos o “alas de murciélago”
¿Cómo eliminar la grasa localizada?
Lifting sin cirugía
Aumento de gemelos con grasa
Los Mejores Tratamientos para Eliminar Manchas Faciales
7 Trucos para Prevenir las Varices | AGB
10 PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE HILOS TENSORES
Dieta antes y después de cirugía
Cómo perder peso
¿Es seguro bucear o volar con implantes de mama?
Tabaco y Cirugía Estética
Reducción de pecho
Radiofrecuencia: cómo elegir la mejor
Manos viejas
La mirada en tiempos del COVID
Tipos de injertos de grasa
Banana subglútea: grasa bajo los glúteos
Hilos tensores en pómulos caídos
¿Cerrar un agujero de piercing?
Código de barras: soluciones para combatirlo
Seroma en mama
La operacion de senos despues del embarazo
Quiero quitarme los implantes de mama | AGB
Acido hialurónico para las ojeras
Cirugía del Lobulo de la oreja
El ombligo en la abdominoplastia
Desviación del tabique nasal: corregir una nariz torcida
¿Son mejores los implantes anatómicos o los redondos?
Reafirmar la piel después de la liposucción
Que son los hilos tensores espiculados
La Rinomodelación sin Cirugía | AGB
¿Qué es la bichectomía?
Cómo Eliminar las Manchas Solares de la Piel | AGB
Aumento de mamas: areolar, axilar o submamaria
Liposuccion en Barcelona
Liposuccion en Barcelona
Aumento de Pechos en Barcelona
Aumento de Pechos en Barcelona
Aumento de Gluteos
Aumento de Gluteos
Aumento de Labios en Barcelona
Aumento de Labios en Barcelona
Rinoplastia Barcelona
Rinoplastia Barcelona
Botox Barcelona
Botox Barcelona

¿Quieres que te informemos sobre las últimas novedades en salud, belleza y tratamientos especiales? Sin spam.

La mejor Clínica de Cirugía Plástica y Estética en Barcelona
Doctor Jesús Benito Ruiz
Dr. Jesús Benito Ruiz

Director médico y fundador de Antiaging Group Barcelona

Director de AGB, el doctor Jesús Benito es un cirujano de renombre, ha sido presidente de la AECEP y Vicepresidente de Cirugia estética de la SECPRE. Miembro de diversas sociedades nacionales e internacionalees y pionero en diversas técnicas quirúrgicas, ha recibido premios y realizado publicaciones de prestigio. Actualmente Secretario Nacional de ISAPS en España