La Cirugía Plástica da paso a la Cirugía Regenerativa

La Cirugía Plástica es una especialidad cambiante, hace honor a su nombre que viene del griego plastos, forma.

Nuestro objetivo ha sido siempre reparar los tejidos y devolver la forma y función originales,o al menos, lo más similar posible. Cada cierto tiempo se ha puesto en marcha un procedimiento o técnica nuevos que han revolucionado la Especialidad. Por ejemplo, la aplicación de la microcirugía que ha permitido trasplantar zonas cada vez más grandes de un lado a otro del cuerpo y basada en arterias y venas cada vez más pequeñas: gracias a ella tenemos el colgajo DIEP para la reconstrucción de mama, o los trasplantes de manos o cara, o el tratamiento endoscópico de migrañas, o la cirugía craneofacial y el tratamiento de malformaciones congénitas…¿sigo?

Como Especialidad en continua transformación no es de extrañar que ahora nos mutemos en Cirugía Regenerativa. Una de las máximas que nos enseñan desde que nos iniciamos como cirujanos plásticos es la que acuñó unos de los padres de esta especialidad, Sir Harold Gillies: “Tissue like tissue” (reparar un tejido con otro de sus mismas características). Aprendemos a dominar la plasticidad de los tejidos y sus características para poder reparar cualquier parte del cuerpo, sea piel, huesos, músculo o cartílago.

He aquí que hace unos años un grupo de investigadores liderados por cirujanos plásticos descubren que en un órgano aparentemente aburrido como es el tejido adiposo hay millones de células progenitoras capaces de convertirse en hueso, cartílago, tejido adiposo e incluso en neuronas, músculo… con el tratamiento adecuado. Al mismo tiempo, en 1997, se realizan los primeros tratamientos con PRP, el plasma rico en plaquetas. ¿Quién no ha oído hablar de este tratamiento que se lleva a cabo en las lesiones de deportistas de renombre mundial?

Muchos centros de investigación en el mundo están trabajando en las aplicaciones terapéuticas de  las células madre derivadas del tejido adiposo, tanto en ingeniería tisular como para tratamiento de enfermedades cardíaacas o de origen nervioso. Forman parte de ensayos clínicos y están sometidos a una regulación estricta denominada Terapia Celular Avanzada.

Pero sí que podemos usar el tejido adiposo y la llamada Fracción Vascular Estromal (me perdonen los tecnicismos). ¿De qué se trata?  Del aislamiento mediante un proceso sencillo de todas las células que no son adipocitos (células grasas) y en las que se encuentran diversas poblaciones celulares incluidas las células madre de tejido adiposo. Hay unas 400000 células de este tipo por cc de tejido adiposo. Estas células tienen la capacidad de mejorar la vascularización de la zona que tratemos, es decir, inician los procesos de regeneración del tejido y ayudan a sobrevivir al injerto de tejido con el que se añaden, normalmente de tejido adiposo.

¿Qué aplicaciones se hacen de la Medicina y Cirugía Regenerativa – hasta ahora?

Bienvenida medicina y cirugía regenerativa…y a todos los que nos leéis: ¡nos vemos en el futuro!

¿Qué es la celulitis infecciosa y cómo se trata?

Leer más

¿Qué movimientos y ejercicios se pueden realizar tras el aumento de pecho?

Leer más

¿Qué son los rellenos faciales y cuáles son sus beneficios?

Leer más

¿Quieres que te informemos sobre las últimas novedades en salud, belleza y tratamientos especiales? Sin spam.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal.
 
Dr. Jesús Benito Ruiz

Director médico y fundador de Antiaging Group Barcelona

Director de AGB, el doctor Jesús Benito es un cirujano de renombre, actual presidente de la AECEP. Miembro de diversas sociedades científicas como la SECPRE y pionero en diversas técnicas quirúrgicas, ha recibido premios y realizado publicaciones de prestigio.