Cambio de prótesis mamaria por rotura

¿Pueden romperse los implantes mamarios?

Una de las preguntas más habituales en la consulta es si los implantes son para siempre, o si hay alguna marca cuyos implantes sean definitivos. La respuesta en ambos casos es no. La realidad es que no sabemos cuánto puede durar un implante de mama y cualquier paciente que se opere ha de saber que es probable que se los tenga que cambiar.

Resuelve todas tus dudas. Primera cita gratis y sin compromiso.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal. *
 

La rotura dentro de los primeros cinco años es muy rara, pero la posibilidad de la misma aumenta sobre todo a partir de los 8-10 años. El porcentaje es muy variable en la literatura científica y oscila entre un 2 a 18%, dependiendo también del tipo de implante.

¿Cómo está hecho un implante mamario?

Una prótesis de mama no deja de ser una bolsa de silicona cuya cubierta también es de silicona. La estructura de la envoltura o cubierta es diferente y está diseñada para evitar que el gel salga al exterior mediante difusión (lo que conocemos como “bleeding”). Este diseño es el que ha hecho que hayan existido diversas generaciones de implantes. La última es la llamada 5ª generación, con envoltura más gruesa y un gel más cohesivo y es muy posible que ahora nos encontremos con una 6ª, con nuevas barreras y envolturas.

Que el gel sea más o menos cohesivo es lo que determinará la facilidad en el recambio. Los geles de prótesis anteriores a 5ª generación eran más fluidas y hacían más difícil extraer completamente la silicona.

¿En qué consiste una rotura de prótesis mamaria?

Cuando decimos que un implante está roto es que se ha producido una solución de continuidad en la envoltura y la silicona sale fuera de la barrera. Como el implante está rodeado de una cicatriz (la cápsula), la silicona queda contenida dentro de este espacio. Cuando esto ocurre se llama rotura intracapsular. Si la silicona sale de esta barrera biológica y se introduce en el tejido circundante (músculo o glándula), nos encontramos ante una rotura extracapsular.

Algunas publicaciones reconocen que la rotura del implante es más frecuente cuando éste está debajo del músculo pectoral mayor. Los mecanismos por los cuales un implante puede acabar rompiéndose no se saben con exactitud, pero es bastante posible que la fricción, especialmente en las zonas con pliegues, pueda ser la causa más plausible.

En ocasiones nos podemos encontrar con silicona en los ganglios axilares (esto se conoce como siliconoma). Esta silicona ha sido absorbido a nivel de la cápsula y se traslada a los ganglios más cercanos. Es un mecanismo defensivo, similar al que ocurre en infecciones o con cáncer. La presencia de silicona en un ganglio no quiere decir que éste no funcione y la tendencia actual es a no quitarlos.

En ocasiones nos encontramos con prótesis aparentemente intactas pero con siliconomas. Esto se debe a una filtración de silicona que está en el interior de la prótesis a través de la envoltura, por difusión. Lo habitual es que los siliconomas se encuentren cuando la prótesis está rota.

Hasta la fecha no se ha encontrado ninguna relación significativa entre rotura de los implantes y enfermedades autoinmunes, o del tejido conectivo, por lo que la rotura no se considera una amenaza para la salud de la mujer.

Artículos relacionados

¿Qué es la celulitis infecciosa y cómo se trata?

Leer más

¿Qué movimientos y ejercicios se pueden realizar tras el aumento de pecho?

Leer más

¿Qué son los rellenos faciales y cuáles son sus beneficios?

Leer más

¿Quieres que te informemos sobre las últimas novedades en salud, belleza y tratamientos especiales? Sin spam.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal.