Conoce los tipos de manchas en la piel

tipos de manchas

Las manchas en la piel son una alteración del color en una zona delimitada de la piel. Estas manchas no tienen relieve y pueden tener distinto color a nuestra piel. Su procedencia puede estar causada por la exposición al sol, los cambios hormonales, una predisposición genética o por ciertos tratamientos farmacológicos que afectan a la producción de la melanina, la encargada de protegernos de los rayos ultravioleta. Pero ¿todas las manchas son iguales?

1. ¿Cómo se diferencian las manchas?

Las manchas pueden diferenciarse por su color, por su forma y su origen. Así, las manchas pueden ser:

  • Manchas oscuras o hiperpigmentaciones
  • Manchas rojas
  • Manchas claras o hipopigmentaciones

2. ¿Cuáles son las manchas oscuras o hiperpigmentaciones?

Las manchas oscuras de la piel, o hiperpigmentaciones, son una causa muy frecuente de consulta. Pueden ser de dos tipos:

  • Manchas melánicas: Son las debidas a un aumento de la producción de melanina. A este grupo pertenecen las pecas o efélides, el melasma y las hiperpigmentaciones inflamatorias.
  • Manchas melanocíticas: Son las producidas por un aumento del número de melanocitos. Pertenecen a este grupo los lentigos solares, los lentigos seniles, los lentigos simples o los lunares (nevus melanocíticos).

Dentro de estos dos tipos de manchas oscuras se encuentran:

  • Pecas y lunares: Son las manchas más frecuentes y no revisten gravedad siempre que no se observen cambios en cuanto a forma o color. Suelen aparecer entre la infancia y la adolescencia. Se evidencian más en la época estival ya que el sol puede influir en ellas, sobre todo en las pieles más blancas.
  • Manchas café con leche: Como su nombre lo indica, son manchas d un color marrón entre claro u oscuro. Pueden ser visibles a partir del nacimiento o presentarse durante la infancia. Habitualmente están ubicadas en el tronco y no requieren tratamiento.
  • Manchas solares en la piel o lentigos: La exposición excesiva al sol puede provocar estas hiperpigmentaciones que afectan a las capas superficiales de la piel. Son manchas de color marrón claro u oscuro y tienen una forma plana con un diámetro entre 1 y 3 cm. Pueden aparecer tanto en la cara como en el escote y las manos. El daño que el exceso a la exposición de los rayos UVA provocan que, a la larga la piel vaya perdiendo colágeno y elastina y, por ende, firmeza. Por lo tanto, estas manchas son una de las causas de envejecimiento facial.
  • Manchas por envejecimiento: Llamadas también lentigos simples o manchas seniles, son las manchas ocasionadas por el envejecimiento. Son de color marrón claro o muy oscuro y se diferencian de los anteriores en su tamaño ya que son más grandes con bordes bien definidos. Pueden aparecer a partir de los 40 años y se localizan en las zonas más expuestas al sol, en la cara y dorso de las manos.
  • Melasmas: Son manchas oscuras que afectan a pieles más oscuras y jóvenes. Como la anterior, afecta a las zonas expuestas al sol, en especial en la parte superior del labio, en la frente y en las mejillas. Su forma es irregular con bodes más difusos y su aparición puede ser tanto por la exposición solar como por factores hormonales, genético, nutricionales o cosméticos. Durante el invierno, las melasmas tienden a difuminarse a causa de la baja exposición solar, por el contrario, en verano su visibilidad se intensifica.
  • Manchas hormonales faciales por embarazo: Son manchas de color marrón oscuro y con forma irregular. Llamadas también cloasmas o melasma del embarazo aparecen frecuentemente durante el embarazo en las zonas expuestas al sol, como pómulos, mentón, sobre el labio superior o en la frente. Aunque el principal desencadenante es la exposición solar, la alta concentración de estrógeno durante el embarazo influyen en su aparición.
  • Manchas por acné e hiperpigmentaciones inflamatorias: Se producen posteriormente a una lesión como puede ser una quemadura, un traumatismo, por una lesión de acné. Este tipo de manchas se dan en todo tipo de pieles, pero con mayor frecuencia en pieles oscuras. En los adolescentes, este tipo de manchas son consecuencia del acné. Cuando el grado de acné es alto, las lesiones llegan a capas más profundas de la dermis dejando manchas de color marrón oscuro.

3. ¿Qué son exactamente las manchas rojas?

La aparición de manchas rojas puede manifestar un simple signo clínico de la piel (si está seca, sensible, reactiva o deshidratada). En las pieles reactivas hay una fragilidad de los capilares sanguíneos, que tienden a dilatarse y a ser más permeables, lo que origina un proceso inflamatorio en la piel que tiene como consecuencia la aparición de rojeces, sensación de rubor, picor o quemazón. En este tipo de piel, el problema es transitorio: puede aparecer y desaparecer según el factor que lo desencadene.

Pero las rojeces en el rostro también pueden estar originadas por patologías como los eccemas, la rosácea y la cuperosis.

La rosácea es una enfermedad crónica que padecen 45 millones de personas en el mundo, en la que brotan rojeces (eritrosis) y que puede presentar inflamación general (con la aparición de granos, ulceraciones, conjuntivitis y nariz roja). Tiene mayor influencia en pieles sensibles y finas, afectando a hombres como a mujeres a partir de los 30 años.

Por su parte, en la cuperosis hay una dilatación de los capilares sanguíneos superficiales (arañas vasculares) que originan esas chapetas en los mofletes y/o la nariz.

En ambos casos se desconoce el origen. El problema es crónico y hay un componente genético. Uno y otro necesitan atención médica y farmacológica.

4. ¿Qué tipos de manchas claras o hipopigmentaciones hay?

Las manchas claras o blancas aparecen debido a la disminución de las llamadas melanocitos (células que producen la melanina y que protegen a la piel de los rayos ultravioleta).

  • Manchas blancas: Son debidas al envejecimiento de los melanocitos que ya no pueden producir la pigmentación. Este tipo de manchas se localizan en zonas expuestas al sol, al igual que las manchas oscuras, pudiendo aparecer en la cara, en piernas y brazos. Estas pequeñas manchas tienen forma de gota y suelen aparecer durante o posteriormente al verano.
  • Manchas de vitíligo: Es una despigmentación de la piel debida a la pérdida selectiva de melanocitos. Es un proceso benigno pero crónico y que afecta emocionalmente a la persona que lo padece, alterando su calidad de vida. Aparece generalmente en la infancia aumentando a lo largo de la adolescencia. Las manchas del vitíligo son blancas, no escamosas y de formas distintas. Puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero las manos, los dedos y la cara son los sitios donde se inicia.

5. ¿Existen tratamientos para las manchas?

Las manchas en la piel pueden tener distinto origen, forma, color y del tipo de piel. Así mismo, el tratamiento de las manchas también dependerá de estos factores y de la profundidad de la mancha, ya que las más superficiales serán más fáciles de tratar.

El cuidado de la piel es imprescindible. Sea cual sea el tipo de mancha que aparezca en la piel, es muy importante vigilar la existentes y controlar la aparición de nuevas para prevenir un cáncer de piel.

Láser para las manchas

Leer más

TRATAMIENTOS FACIALES

Leer más

Este otoño, acaba con las manchas solares

Leer más

¿Quieres que te informemos sobre las últimas novedades en salud, belleza y tratamientos especiales? Sin spam.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal.
 
Doctora Laura Salvador Miranda
Dra. Laura Salvador Miranda

Medicina estética facial y corporal.

La doctora Laura Salvador, parte de nuestro equipo de cirujanos especialistas en medicina estética, tiene una extensa experiencia en tratamientos de rejuvenecimiento facial punteros y es especialista en medicina estética láser y antienvejecimiento.