Lo que puedes estar haciendo que no sabes que causa pecho caído ¡ojo!

Que se nos caen por muchos motivos es un hecho. Que no todo es inevitable, también. Conoce los malos hábitos que provocan pecho caído: Cuál es el tuyo.

malos habitos que provocan el pecho caido: cual es el tuyoLa glándula mamaria sufre muchos cambios a lo largo de la vida de la mujer. Se trata de una glándula cutánea especializada que además está sometida la influencia de las hormonas, según explica el doctor Jesús Benito, director de nuestra clínica. Los pechos están únicamente sujetos al cuerpo por el músculo suspensorio, lo que los hace muy propensos a perder el volumen y la firmeza que tienen hasta un momento determinado de la vida. Entre estos motivos que provocan un pecho caído hay tres definitivos: La gravedad, el envejecimiento y sobre todo la maternidad. Podréis pensar que contra todo ello no se puede luchar y es cierto. Pero lo que sucede es que esta tríada no es la única culpable en este juicio. Hay otras causas que influyen en el que pecho se caiga más o más rápido y muchas de ellas se pueden evitar, porque están directamente relacionadas con los malos hábitos.

¿Cuáles son los malos hábitos que causan pecho caído?

LOS CAMBIOS DE PESO

¡Qué injusticia! Toda la vida a dieta intentando adelgazar y cuando lo conseguimos nos damos cuenta de que por el camino también se nos ha perdido una talla de sujetador y donde antes había turgencia, ahora hay piel muy poco vistosa. Subir y bajar de peso influye en la pérdida de firmeza del tejido mamario que, aunque es elástico, poco a poco se va aflojando. Pensemos en un ejemplo sencillo: Una goma elástica que al principio funciona perfectamente pero, con el paso del tiempo, presenta una menor resistencia a la tensión. Pues con el pecho pasa igual. Si está caído, es porque la “goma” no resiste tan bien como un día hizo.

pecho caido por los malos habitosSIÉNTATE BIEN

Esa frase tan de madre hay que repetírnosla hasta la saciedad y más en este caso. Sentarnos mal (sobre todo si trabajamos muchas horas en un escritorio) no solo nos lleva a problema posturales, de espalda y cervicales, sino que también favorece el pecho caído. Piénsalo la próxima vez que te sientes mal…

SUJETADORES INADECUADOS

Que estamos hartas del algodón y el color carne y ahora nos da por los push up, los encajes y las blondas… Perfecto, la estética no tiene por qué estar reñida con la salud. Pero si no llevas el sujetador adecuado, el que se adapta a tus necesidades, no solo estarás favoreciendo la aparición de un pecho caído, sino que provocarás otros problemas de salud… Y las cifras son tajantes: Siete de cada diez mujeres no lleva la talla de sujetador que le corresponde y, para más “alegría”, es que ni siquiera sabe cuál es. Llevar un sostén inadecuado puede provocar dolores de espalda, en el propio pecho, durezas, marcas en la piel, hendiduras en los hombros… Te explicamos todo el rollo de las copas y los contornos y te contamos cuáles son los mejores sujetadores para el pecho en este post.

DUCHAS MUY CALIENTES

Para muchas personas es una debilidad. Una ducha muy caliente relaja tensiones… pero al mismo tiempo hace que la piel se vuelva más blandita y, por lo tanto, más flexible. A la larga, los tejidos pierden flacidez y es otro de los malos hábitos que provocan pecho caído.

EL SOL

Y no hablamos solo de tumbarse en la hamaca en verano (que también). Nunca expongas tu escote de forma directa a los rayos del sol sin haberte aplicado antes un fotoprotector. No solo en el pecho en sí, en la playa o la piscina, sino cuando lleves una prenda escotada que deje la piel al aire.

NO FUMES

Por muchos motivos, ya lo sabes, no estamos descubriendo América. Con el tabaco, la piel (toda, no solo la del pecho) se debilita y envejece antes, porque el flujo sanguíneo se reduce. Piénsatelo.


 

Un problema de este tipo tiene solución. Y no es ésta:

malos habitos que causan el pecho caido

 

La intervención llamada mastopexia, elevación de pecho caído, consiste en la recolocación de la mama y en ocasiones en la colocación de implantes para conseguir un aspecto más joven o bien de grasa propia (lipofilling), una intervención que explica muy bien Jesús Benito, director de nuestra clínica, en el post “Doctor, tengo el pecho caído: mastopexia“.

¿Y tú? ¿tienes el pecho caído y te gustaría que estuviera en su sitio o mejor que ahora? Pide cita. 1ª consulta ¡sin compromiso!

Las dudas más frecuentes sobre las prótesis de pecho

Leer más

¿Son mejores los implantes anatómicos o los redondos?

Leer más

TRATAMIENTOS DE MAMOPLASTIA

Leer más

¿Quieres que te informemos sobre las últimas novedades en salud, belleza y tratamientos especiales? Sin spam.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal.