Aumento de mamas: submuscular o no

[vc_row el_id=”cuerpo”][vc_column][vc_column_text]Una de las preguntas más frecuentes que me hacen las pacientes que se someten a aumento de mamas es sobre si es mejor colocar el implante debajo del músculo o no: ¿colocación submuscular o no?. No es una pregunta fácil de contestar, porque realmente no es mejor ni peor una que otra. Tampoco existe consenso entre los cirujanos plásticos, por lo que el posicionamiento del implante depende de varios factores:

Tradicionalmente se ha considerado mejor el implante submuscular porque estaba asociado a una menor contractura capsular. De hecho este posicionamiento se originó porque las prótesis en los años 70 tenían una incidencia de contractura de un 30% o más. Paule Reganult fue la que diseñó la implantación submuscular. Con el paso del tiempo y la nuevas tecnologías aplicadas a los implantes la incidencia de contractura ha ido disminuyendo. Actualmente con las prótesis de gel cohesivo está en un 1-2%. No hemos encontrado en nuestra experiencia ninguna diferencia entre posición submuscular o la subfascial en cuanto a contractura capsular. Así que desde este punto de vista no hay ventaja de una u otra. Respecto al control oncológico de la mama, se estima que un 10% de mamografías pueden tener falso negativo cuando hay implantes, sin diferenciar entre posicionamiento submuscular o pre-muscular.

Aumento de mamas: colocación submuscularEl músculo puede movilizar el implante. Aunque se despega en la parte baja para poder dar cabida al implante, el músculo sigue insertado en el esternón y se adhiere a la cápsula del implante. Es por ello que al contraer el músculo el implante se puede desplazar lateralmente y hacia arriba, deformándose la mama. Esto ocurre en mayor o menor grado en función del grosor del músculo. En pacientes que hacen ejercicio físico intenso y deportes no se recomienda la colocación submuscular. También se recomienda no potenciar el músculo pectoral cuando una paciente ya lleva implantes en esta posición.

En definitiva suelo preferir la posición premuscular (subfascial) en la mayor parte de pacientes porque no hay diferencia en cuanto a resultado estético, ni en cuanto a incidencia de contractura capsular, el postoperatorio es menos doloroso pero no hay limitación de actividad física para la paciente. Únicamente usamos la submuscular en pacientes muy delgadas, sin suficiente cobertura de glandula y grasa, en las que el implante podría ser visible y hay riesgo de “rippling” (arrugas visibles en implante).[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Las dudas más frecuentes sobre las prótesis de pecho

Leer más

¿Son mejores los implantes anatómicos o los redondos?

Leer más

Tratamientos de mamoplastia / Aumento de pecho con grasa propia

Leer más
[add_form form_id="6758" tipo="full"]