Reducción de pecho

Reducción de pecho para la hipertrofia mamaria

La hipertrofia mamaria es una condición que padecen algunas mujeres y que se caracteriza por un volumen excesivo en los senos. Esta alteración puede llevar a las pacientes a evitar ciertas actividades físicas y alterar su comportamiento en sociedad generando, en ocasiones, complejos. Pero también puede suponer trastornos funcionales.

Resuelve todas tus dudas. Primera cita gratis y sin compromiso.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal. *
 

¿Cuándo puede ayudarte la cirugía de reducción de mamas?

Las mujeres que tienen el pecho grande pueden experimentar una serie de problemas derivados de su peso y tamaño acentuados por el hábito de adelantar los hombros, retrocediendo el tórax, para así disimular el volumen del pecho. Estos trastornos funcionales pueden ser dolor de espalda, de cuello y hombros, así como irritación cutánea.

Por otro lado, algunas chicas jóvenes también pueden sufrir un desarrollo excesivo de las mamas que se denomina gigantomastia puberal y que puede desarrollar estos mismos problemas en el futuro. En estos casos, la reducción de mamas es un solución estética eficaz para conseguir unos pechos más pequeños, mejorando su aspecto y solventando dichas molestias. En la menopausia también es frecuente ver cambios en la forma de las mamas, aunque habitualmente se produce un aumento del componente graso en detrimento de la glándula mamaria.

Es crucial no fumar desde dos o tres semanas antes de la cirugía. En la operacion de reducción de pecho, el complejo areola pezón se mueve de sitio y la nicotina afecta gravemente a la circulación sanguínea.

¿En qué consiste la cirugía de reducción de senos?

La reducción es un procedimiento mediante el cual eliminamos el exceso de tejido graso de la mama, recolocando la areola, es decir, elevando también el complejo areola-pezón. Así pues, la reducción de pecho es una técnica quirúrgica que tiene el objetivo de modificar el tamaño y la forma de los senos para cumplir con los requerimientos estéticos y funcionales las pacientes.

¿Cómo es el preoperatorio de la cirugía?

Así como ocurre en otro procedimientos quirúrgicos, será necesario realizar un examen médico previo para detectar si existe alguna anomalía que pueda contraindicar la intervención quirúrgica. En el caso de padecer alguna enfermedad que pudiera afectar a la cirugía o ser incompatible con la anestesia, se desaconsejaría la mamoplastia de reducción.

Si la intervención es posible, el cirujano plástico procedería con una exploración y evaluaría cuál es la mejor técnica a seguir con la paciente. También ha de tenerse en cuenta que es crucial no fumar desde dos o tres semanas antes de la cirugía, ya que en la reducción de mamas, el complejo areola pezón se mueve de sitio y la nicotina afecta gravemente a los vasos sanguíneos.

¿Cómo es la intervención quirúrgica de reducción?

Reducir el tamaño del seno así como modificar el tamaño de la areola para proporcionar más armonía a la mama es una intervención que dura aproximadamente entre 2 y 3 horas, y que se realiza con un tipo de anestesia general. La elección de la técnica a seguir dependerá del volumen y las características de la mama como son la altura al la que se encuentra el pezón, la anchura del tejido mamario que rodea el complejo areola-pezón, su prolongación hacia la axila y la distancia central que separa los senos.

¿Qué tipo de cicatriz deja la cirugía de reducción?

Hasta hace poco, la cirugía de reducción mamaria dejaba una cicatriz en forma de T invertida que afectaba al a estética del resultado. No obstante,  si el volumen de exceso de grasa a extirpar es escaso, hoy en día es posible realizar la intervención mediante una pequeña escisión que deja la cicatriz alrededor de la areola.

Por otro lado, si la mama presenta un mayor volumen y está más caída, la técnica con la que se procede deja una sola cicatriz vertical, eliminando la que quedaba en el surco submamario, por lo que es prácticamente imperceptible. Además, si el componente graso es aun mayor, es posible realizar, alternativamente, una liposucción, ya que no deja cicatrices.

Únicamente en mamas muy grandes o muy caídas que precisan una reducción de volumen importante es necesario realizar la T. En estos casos prima la forma y volumen que la cicatriz. La cicatriz en T permite extirpar piel tanto en planos vertical como en horizontal de forma que remodelamos mucho mejor el pecho.

Para evitar una cicatriz hipertrófica o queloidea podemos usar un láser especial, Urgotouch. Se ha de disparar sobre la cicatriz justo al acabar la intervención.

¿Qué riesgos conlleva la reducción de pecho?

Además de la cicatriz y de los posibles riesgos asociados a cualquier intervención quirúrgica en relación a hemorragias, infecciones y complicaciones relacionadas con la anestesia, la mamoplastia de reducción puede tener complicaciones, si bien ocurren en un mínimo de casos, como disminución en la sensibilidad del pezón y piel de forma de forma temporal o permanente y disminución de la capacidad de lactancia si al desplacer el complejo areola-pezón deben desconectarse parcialmente los conductos galactóforos.

¿Cómo es el postoperatorio de la reducción de pecho?

Tras la cirugía de reducción de mamas se requiere un ingreso en clínica de un día. Después de ello, se recomienda no realizar esfuerzos ni coger pesos durante unos 15 días, aproximadamente. Además, el vendaje se sustituirá por un sujetador que se deberá usar durante uno o dos meses para mantener la mama en su nueva posición y permitir que la cicatriz se retraiga.

Tras la cirugía hay que tener paciencia, ya que se deberá esperar al menos medio año para poder ver el resultado definitivo, ya que la mama debe asentarse. Además, durante 4-5 meses las cicatrices tendrán que tratarse con láminas de silicona para tratar de evitar el desarrollo de queloides y procurar que la cicatriz sea lo menos perceptible posible.

En definitiva, la reducción de mamas o mamoplastia de reducción es una cirugía plástica que permite a una mujer con un pecho demasiado grande tener unas mamas más proporcionadas con el resto de su cuerpo, reduciendo los problemas derivados del exceso de peso, además de más estéticas. El índice de satisfacción de las pacientes operadas de reducción de pecho es altísimo.

Artículos relacionados

Tratamientos de mamoplastia / Reducción de mamas

Leer más

¿Operarme el pecho otra vez?

Leer más

Doctor, yo quiero tener menos pecho

Leer más

¿Quieres que te informemos sobre las últimas novedades en salud, belleza y tratamientos especiales? Sin spam.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal.