Mastopexia o elevación del pecho

¿Deseas recuperar la firmeza y turgencia de tu pecho?

Debido a un exceso de volumen mamario, a los cambios provocados por el embarazo y la lactancia posterior, la pérdida de peso o el simple paso del tiempo, la mujer puede perder firmeza y sentir el pecho caído y vacío. La mastopexia, también denominada lifting de mamas o lifting de senos, es el tratamiento para devolver al pecho un aspecto más juvenil y turgente, una cirugía que también forma parte del llamado “mummy makeover”, que es el tratamiento combinado de mamas y abdominoplastia tras los embarazos.

Resuelve todas tus dudas. Primera cita gratis y sin compromiso.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal. *
 
Mastopexia antes y después
Fotografías elevación de pecho antes y después

¿Cómo se produce la caída del pecho?

La caída del pecho se produce por el crecimiento de la glándula mamaria, y de la piel, durante el embarazo y la lactancia. La involución y atrofia de la glándula mamaria, una vez finalizado el proceso hormonal, hace que el pecho pierda volumen. Durante este proceso, el sistema de ligamientos mamario (ligamentos de Cooper) se distiende lo que, junto a una menor recuperación de la piel, hace que la mama ‘caiga’.

¿En qué consiste la operación de pechos caídos?

La corrección del seno caído supone elevar la areola-pezón y recolocar la glándula mamaria eliminado el exceso de piel. Pero primero, hay que distinguir tres tipos de caída de mama (denominada técnicamente ptosis mamaria), según la posición del complejo areola-pezón con respecto al surco submamario. Si está por encima, se denomina pseudoptosis; si está al mismo nivel, se denomina de ‘tipo 1’. Si está por debajo será de ‘tipo 2’, siendo el ‘tipo 3’ en los casos de mayor caída, cuando el complejo mira francamente hacia abajo.

La técnica de levantamiento de senos dependerá del tipo que se presente, del volumen de la glándula residual y de la piel sobrante. Esta cirugía de mamas se realiza con anestesia general. Su duración está entre 90 y 120 minutos y la paciente suele permanecer en el centro hospitalario la noche posterior.

En ptosis tipo 1 y 2 puede quitarse sólo piel alrededor de la areola, extirpando un donuts de piel. Esta técnica se llama mastopexia circumareolar o periareolar. La tensión en este caso está alrededor de la areola, lo que hace que la mama se redondee más y se achate un poco. El principal problema de esta técnica es que si el donuts es muy grande, hay más tensión y la cicatriz o la areola se pueden ensanchar. Es común también la asimetría porque ambas areolas pueden evolucionar de forma diferente. Al suturar un círculo grande sobre otro pequeño se forman unas arrugas de fruncimiento que pueden tardar unos 6 meses en desaparecer.

Cuando la caída es mayor, es preciso quitar más piel y es cuando tenemos que dejar una cicatriz vertical o en T.

¿Cómo puede ayudarte la mastopexia o elevación de pecho?

La mastopexia es el procedimiento quirúrgico mediante el que se eleva el pecho y se le devuelve su aspecto natural, “mejorando la forma, proyección y simetría de las mamas” (Asociación Española de Cirugía Estética Plástica AECEP).

Esta cirugía está indicada para mujeres que hayan alcanzado la madurez, no embarazadas y que no tengan previsión de estarlo en un corto plazo de tiempo. Las pacientes menores de edad quedan fuera de este grupo al estar su pecho aún en desarrollo.

Mastopexia o elevación de pecho
Gráfico de explicación de Mastopexia o elevación de pecho

¿Qué cicatrices deja la cirugía de elevación de mamas?

Una de las mayores preocupaciones entre las pacientes es la presencia de cicatrices tras la operación. Existen técnicas quirúrgicas que las reducirán o eliminarán, produciendo un resultado más natural.

En los casos de pseudoptosis y algunos de ptosis tipo 1, si la paciente contempla un aumento mamario, podremos rellenar la mama a través de la axila (técnica denominada aumento subfascial), lo que evitará el abordaje areolar. Al reducir o eliminar la extracción de piel, reduciremos o eliminaremos la existencia de cicatrices.

En los casos de tipo 1 y tipo 2, utilizaremos la técnica denominada mastopexia circumareolar o periareolar, consistente en la extirpación de una zona circular alrededor de la areola, lo que producirá un achatamiento del pecho, dándole una mayor forma redondeada.

En el caso de tipo 3 se produce una cicatriz en forma de T invertida, al ser necesario una extirpación de mayor cantidad de piel.

¿Es posible realizar otra intervención?

Aumento de pecho y mastopexia

Es habitual que nuestras pacientes nos soliciten una técnica combinada de elevación de pecho y aumento de volumen. Si la paciente presenta suficiente volumen, podremos utilizar su propio tejido mamario, combinado con grasa autóloga obtenida a partir de liposucción para rellenar las zonas de escote y polo superior.

En los casos en los que la paciente no presente un volumen de pecho adecuado, se combinará la mastopexia con la colocación de implantes mamarios (mastopexia con prótesis) para el aumento de pecho (mamoplastia de aumento) que mejorarán el aspecto del escote y reducirán la cantidad de piel a extirpar. Las prótesis B-lite, de bajo peso, reducen la relación peso-volumen en un 30%, lo que reduce la probabilidad de repetición de caída.

Reducción y elevación de pecho

También hay mujeres que aprovechan el momento de la operación para realizar una mamoplastia de reducción ya que la caída de mamas está ligada, en algunos casos, a un tamaño excesivo del pecho (hipermastia, hipertrofia mamaria o gigantomastia).

Corrección de asimetrías

Además, en algunos casos clínicos es necesario combinar la mastopexia con la corrección de asimetrías mamarias que se deben a diferencias en el tamaño, caída o forma de las mamas. Nuestros especialistas en cirugía plástica reparadora y estética te aconsejarán sobre el procedimiento más indicado en tu caso.

Mastopexia antes y después
Fotografías de mastopexia antes y después

¿Cómo es el postoperatorio de la reducción de pecho?

El uso de un sujetador especial durante las 24h. es necesario para ayudar a la glándula a cicatrizar en su nueva posición. Transcurrido el primer mes desde la cirugía plástica, la paciente podrá utilizar el sujetador a su elección.

Las molestias en los días posteriores se alivian mediante el uso de analgésicos. Una vez transcurridos tres o cuatro días podremos retomar nuestra actividad habitual, incluida la laboral, con ciertas precauciones.

Los resultados del tratamiento serán duraderos, siempre influidos por la posible gestación posterior, lactancia, el paso del tiempo y las variaciones en el peso corporal. Para prolongar sus resultados se recomienda el uso de implantes de menor relación peso-volumen, evitar ejercicios que generen movimientos bruscos del pecho, el uso de sujetadores firmes y evitar cambios de peso.

Preguntas frecuentes.

¿Cuál es el mejor momento del año?

Cualquier momento es adecuado. Hay que tener en cuenta que deberemos tener especial cuidado en mantener las cicatrices protegidas de los rayos solares.

¿Qué condiciones debo reunir para ser candidata a la elevación de pecho?

Disponer de un buen estado de salud físico y mental, ser consciente de los riesgos de la operación. Si eres fumadora, deberías abstenerte durante las tres semanas previas a la intervención.

Artículos relacionados

¿Operarme el pecho otra vez?

Leer más

Lo que puedes estar haciendo que no sabes que causa pecho caído ¡ojo!

Leer más

Los mejores sujetadores para el pecho…si no quieres que sufran más de la cuenta

Leer más

¿Quieres que te informemos sobre las últimas novedades en salud, belleza y tratamientos especiales? Sin spam.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal.