Tejido adiposo para corrección de defectos en la mama

diapositiva sobre tejido adiposo y asimetrías de la mamaEl pasado día 4 de junio presenté en el XLVI Congreso de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) en Murcia nuestra experiencia con los injertos de tejido adiposo en la corrección de defectos que se produce tras cirugía reparadora o cirugía plástica-estética de la mama.

Los injertos de tejido adiposo se han convertido en una herramienta fundamental a la hora de disimular imperfecciones y alteraciones estéticas que se producen como consecuencia de la cicatrización tras tratamiento quirúrgicos en una variedad de problemas. Es mucho más fácil disimular el problema aumentando el tejido subcutáneo que tratar de corregirlo mediante una operación abierta.

¿En qué circunstancias son útiles estos injertos?

    • Tras cirugía conservadora del cáncer de mama: Cada vez se hacen menos mastectomías ya que se ha comprobado que la cirugía conservadora junto con el tratamiento de radioterapia y/o quimioterapia tiene unos índices de supervivencia similares a la tradicional mastectomía. Sin embargo, en ocasiones tras esta cirugía se produce una retracción cicatricial que deforma la zona operada. Digamos que la cavidad se colapsa y esto se ve externamente. En una o dos sesiones podemos corregir el problema relenando el defecto mediante injertos de tejido adiposo sin tener que acudir a tratamientos más complejos como pueden ser los colgajos de dorsal ancho. Además, la grasa mejora el aspecto de la cicatriz y de la piel.
    • Tras un aumento de mamas: A veces hay casos en los que la forma de la mama condiciona la aparición de deformidades de contorno, como es la llamada doble burbuja. Esta se produce porque se ve el surco antiguo sobre la prótesis y produce una doble convexidad en el polo inferior. Normalmente se ve en pacientes que tenía base estrecha de la mama o con ligera caída de la misma. En vez de entrar de nuevo en la mama y tratar d eliberar y desplegar el surco podemos inyectar tejido adiposo en la zona derpimida, levantándola y eliminando el doble contorno. También es de utilidad en el tratamiento del «rippling» (las arrugas visibles de los implantes). En pacientes con poca cobertura cutánea se puede ver el contorno del implante y las arrugas que la presión de la cápsula origina en el mismo. Para que no se vea podemos aumentar el grosor de la piel mediante los injertos de grasa. Finalmente en pacientes con discreta diferencia de volumen podemos corregirlo mediante el lipofilling de la mama más pequeña y compensar la diferencia. También es útil cuando hay diferencias en el polo inferior, en el que a veces una mama es discretamente más larga que la otra dando la sensación d emalposición de la areola. Si ponemos grasa en el polo más corto, lo elongamos y corregimos la diferencia sin tener que hacer cicatrices en la areola.

Tejido adiposo

  • Mamas tuberosas: La mama tuberosa es una anomalía en el desarrollo que se caracteriza por diferentes grados de falta de glándula, normalmente en el polo inferior. En grados leves, I y II (falta de desarrollo de cuadrante inferior interno en I y de todo el polo inferior en el II) podemos combinar un aumento por axila más injertos de tejido adiposo en el polo inferior de forma que cambiamos la forma de la mama sin necesidad de hacer cicatrices en la areola. La combinación de ua prótesis anatómica y de los injertos de tejido adiposo nos reconstruye el polo inferior, deficiente en los casos de mama tuberosa.
  • Corrección de cicatrices: En ocasiones el abordaje periareolar, sobre todo en casos secundarios, provoca una depresión de la cicatriz a este nivel, dando un doble contorno. La inyección de tejido adiposo puede nivelar la piel eliminando el problema.

En conclusión, el injerto de tejido adiposo es un gran herramienta para la corrección de problemas visibles en la cirugía plástica-estética y reparadora de la mama.

¿Qué son exactamente las mamas asimétricas?

Leer más

¿Qué movimientos y ejercicios se pueden realizar tras el aumento de pecho?

Leer más

Cara joven, ¿manos viejas?

Leer más

¿Quieres que te informemos sobre las últimas novedades en salud, belleza y tratamientos especiales? Sin spam.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal.
 
Doctor Jesús Benito Ruiz
Dr. Jesús Benito Ruiz

Director médico y fundador de Antiaging Group Barcelona

Director de AGB, el doctor Jesús Benito es un cirujano de renombre, actual presidente de la AECEP. Miembro de diversas sociedades científicas como la SECPRE y pionero en diversas técnicas quirúrgicas, ha recibido premios y realizado publicaciones de prestigio.