El silicio no es cosa de chips: medicina antiaging

El otro día leía la noticia de que un equipo de investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia ha desarrollado una crema de protección solar que usa microesferas de silicio, en lugar del zinc clásico, lo que hace que además de atenuar los rayos ultravioleta también bloquea la radiación infrarroja. Ésta es la que llega a las capas más profundas de la piel y es una de las causa principales del envejecimiento cutáneo prematuro. Es hablar de silicio e inevitablemente pensar en ‘Silicon Valley’, en informática, en electrónica. Sin embargo no es tan conocida su función y uso en la medicina y en concreto en la medicina antienvejecimiento.

Molécula de silicio: medicina antienvejecimientoY es que el silicio es un mineral orgánico: es decir, el 25 % de la corteza terrestre está formada por sales de silicio pero también se halla en nuestro organismo, alrededor de 0.25 gramos y forma parte de nuestras celulas sobre todo en el cerebro y el tejido conjuntivo (tendones, arterias, cartilagos, dientes, piel y pelos).

Las sales de silicio son imprescindibles para la regeneración de todos los tejidos por ello está tan indicado en el tratamiento coadyuvante de las alteraciones medico-estéticas como la celulitis, las estrías y la flacidez.

Las sales de silicio son imprescindibles para la asimilación del calcio y su fijación sobre el hueso, para la formación de nuevas células y la nutrición de los tejidos. El deterioro de las articulaciones, arterias y tejido conjuntivo parece también deberse a un aporte defectuoso o a alteraciones del metabolismo del silicio con el paso de los años. El silicio favorece las actividades de los tendones y de los ligamentos y es uno de los elementos que ayudan a conservar firmes y elásticos los músculos. El silicio mantiene la piel y el cabello en buenas condiciones. Nos hace falta para reemplazar los tejidos viejos por nuevos. Siempre que aparezca la formación de pus, eczemas, furúnculos, llagas, úlceras, degeneraciones de los dientes o de los huesos, o bien un crecimiento enfermizo el silicio está indicado.

Podemos aportar un complemento de silicio al cuerpo, ¿cómo? Una de las mejores fuentes de silicio es la avena y el té de paja de avena. Este té debe cocerse a fuego lento de siete a diez minutos, utilizando una o dos cucharadas medianas de la paja de avena por cada taza de agua. Otra buena fuente de silicio es el té de salvado. Los brotes de diente de león, la cebada, el arroz integral, el centeno y las coles de Bruselas son todos excelentes fuentes de silicio. Y por supuesto, muy recomendable es el uso de la cascarilla del arroz, la infusión de la cola de caballo y el bambú. Además de estas fuentes naturales de silicio está el silicio orgánico G5 (de quinta generación). Líquido que se vende en tiendas de dietética o herbolarios para su ingestión.

Actualmente a nivel médico podemos utilizar el inyectable Conjonctyl a nivel subcutáneo para el tratamiento de la flacidez, estrías, celulitis y arrugas finas. Es un compuesto de aminometylsilanetriol salicilato. Precisamente por su formula química conteniendo salicilato no puede usarse en alérgicos a aspirina.

Y con esto, ya sabemos un poco más sobre el silicio en la medicina. Ya sabéis, el libro gordo distrae, el libro gordo entretiene…:)

(* Para interesados, médicos y/o profesionales: Un interesante artículo del Doctor Gustavo Leibaschoff sobre el tema).

¿Cómo eliminar la grasa localizada?

Leer más

¿Qué beneficios tiene el yoga facial en tu rostro?

Leer más

¿Qué es la celulitis infecciosa y cómo se trata?

Leer más

¿Quieres que te informemos sobre las últimas novedades en salud, belleza y tratamientos especiales? Sin spam.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal.
 
Dr. Jesús Benito Ruiz

Director médico y fundador de Antiaging Group Barcelona

Director de AGB, el doctor Jesús Benito es un cirujano de renombre, actual presidente de la AECEP. Miembro de diversas sociedades científicas como la SECPRE y pionero en diversas técnicas quirúrgicas, ha recibido premios y realizado publicaciones de prestigio.