No es tan sano el fofisano ¿puede ser una lorza saludable?

Dicen de ellos que son atractivos aunque tengan barriga y ni rastro de abdominales. Entre DiCaprio y Bardem, están de moda. Pero no es tan sano el fofisano.

fofisanoPor si hay algún lector despistado que en las últimas semanas no haya escuchado hablar del «fofisano«, empecemos por explicar que alude a hombres con ligero sobrepeso, quizá delgados pero con barriga, que practican algún deporte de manera ocasional y se permiten licencias en modo de cervezas y pizzas, y aún así resultan atractivos. Ejemplos de famosos para ponerle cara al asunto: Leonardo DiCaprio, Ben Affleck o Javier Bardem.

Es la palabra del verano, acuñada hace solo unas semanas en una adaptación libre al español del término estadounidense «Dad Bod», que vendría a ser algo así como «cuerpo de papi»… pero «fofisano» es más original, ciertamente. Todo empezó cuando una estudiante de la Universidad de Clemson, Mackenzie Pearson, publicó en el portal The Odissey  el artículo «Why girls love the Dad Bod«, que se hizo viral, donde explicaba varias razones por las que las mujeres se sienten atraídas por los tipos con «cuerpo de papi» que, según ella, se definirían a sí mismos de este modo: «Voy al gimnasio ocasionalmente, pero también bebo mucho los fines de semana y me gusta comerme ocho pedazos de pizza de una vez». Y añadía que no son tipos con sobrepeso pero tampoco con abdominales a la vista.

Pretender que los fofisanos sean algo nuevo no es muy acertado. Que las barrigas cerveceras han existido y existirán siempre. Si reivindicamos a las «mujeres reales» en las campañas de ropa y de cosmética, esto sería un poco la adaptación masculina.

Pero la revista Time ha advertido de lo sexista del asunto, que considera que el asunto del fofisano «continúa reforzando desigualmente lo que es aceptable para hombres y mujeres. Mientras las chicas tienen que ir a Pilates y y vigilar cada caloría, los tíos son libres de flojear, abandonarse a las patatas fritas y el guacamole que quieran, y siguen esperando que sus parejas respectivas estén en forma».

leonardodicaprio-fofisano

Y si pensamos en las rubias perfectas con las que estamos acostumbrados a ver a DiCaprio, quizá la opinión de Time esté más que acertada. Aceptamos barco con una foto de Bardem en la playa con barriguita incipiente, lo vemos con indulgencia porque nos hace pensar que las estrellas (masculinas) del cine son mortales, pero la misma imagen de Penélope Cruz iría directamente a las portadas de las revistas con todo tipo de titulares a cuchillo y en las tertulias televisivas de dudoso pelaje analizarían durante horas, en varios días consecutivos, por qué está más gorda. «Has visto la foto de Penélope Cruz… tiene una barriga», te descubrirías comentando en el trabajo a la hora del café.

Y hay más. Intentar presentar a los fofisanos como una opción estética de moda tampoco es lo más correcto. Sobre todo porque, aunque la tableta de chocolate no sea realidad más que para unos pocos en comparación con las muchas barrigas cerveceras que vagan por las calles, eso no supone que las barrigas cerveceras deban ser vistas como objetivo a alcanzar. Igual que tener unos abdominales perfectos no te harán ser Hugh Jackman, la lorza no te hará parecerte más a Leo.

Una barriga con sobrepeso hoy puede ser la antesala de la obesidad el día de mañana. En España, uno de cada 6 adultos es obeso, y más de 1 de cada 2 tiene sobrepeso, según una encuesta internacional de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. Y eso, desde luego, no es estar sano.

La moda del fofisano puede sonar como la excusa perfecta para que muchos decidan abandonarse a la patata frita y los botellines cinco de siete días a la semana, «porque, total, tengo la conciencia tranquila porque salgo a correr los domingos por la mañana». Estar sano supone seguir hábitos de vida saludables de manera constante y no ocasional. Porque siguiendo esos hábitos también podremos tomar cañas y, aunque tengamos que reducirlas a una vez a la semana, incluso patatas fritas.

Imagen cortesía de Jesadaphorn en FreeDigitalPhotos.net

¿Qué es la celulitis infecciosa y cómo se trata?

Leer más

¿Qué movimientos y ejercicios se pueden realizar tras el aumento de pecho?

Leer más

¿Qué son los rellenos faciales y cuáles son sus beneficios?

Leer más

¿Quieres que te informemos sobre las últimas novedades en salud, belleza y tratamientos especiales? Sin spam.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal.
 
Dr. Jesús Benito Ruiz

Director médico y fundador de Antiaging Group Barcelona

Director de AGB, el doctor Jesús Benito es un cirujano de renombre, actual presidente de la AECEP. Miembro de diversas sociedades científicas como la SECPRE y pionero en diversas técnicas quirúrgicas, ha recibido premios y realizado publicaciones de prestigio.