Por qué la curva es bella

Les pongo en situación. Domingo, hora del aperitivo, en la tele de un bar están poniendo un programa de corazón de los de toda la vida y la boda de una bella actriz con cuerpo de guitarra sirve de excusa para hablar sobre otras mujeres con curvas. Botellín en mano, un amigo comenta lo que le gustan todas las que van saliendo en el video: Sofía Vergara, Scarlett Johansson, Salma Hayek… El mismo amigo que la semana anterior se lamentaba de que las modelos de Victoria’s Secret le parecían, de repente, más delgadas que las de los tiempos de Heidi Klum.

por que la curva es bella

Mónica Bellucci. La curva es (b)ella.

A los hombres les gustan las mujeres con curvas. ¿Un topicazo? Puede que también, pero lo cierto es que se trata de una conclusión que, más allá de conversaciones de bares, han constatado todo tipo de estudios científicos (que, quién sabe cómo, han conseguido financiación para semejantes investigaciones).

Veamos algunas recientes: Los hombres estadounidenses gastan 3.000 millones de dólares al año en mirar mujeres con curvas (no especifica más, ni dónde las miran, ni si son imágenes o mujeres reales), según un artículo publicado en la revista Psycology Today. Y consideran más atractivas a las que tienen cinturas que miden de un 60 a un 70 por ciento del tamaño de sus caderas, según estudios del psicólogo e investigador Devendra Singh.

Otro estudio, publicado en Live Science y realizado en el Georgia Gwinnett College en la Universidad de Lawrenceville (Georgia), también constató la debilidad de los hombres por la curva femenina. A los 14 participantes en el estudio (heterosexuales de una media de edad de 25 años) se les mostraron fotos de mujeres con caderas marcadas, para concluir que su actividad cerebral ante esas imágenes era tan fuerte que equivalía al “placer” e incluso a los mismos efectos que se experimentan al consumir alcohol y drogas.

sofia vergara, mujeres con curvas

Sofía Vergara se acaba de casar, con todas sus curvas.

A estos hechos constatables no solo en la realidad de los bares, sino en las instituciones científicas, es inevitable que sumemos otro aspecto: La curva está de moda, es una tendencia, después de años de alabar con más o menos disimulo los cuerpos escuálidos. Hoy las revistas están llenas de imágenes de mujeres como Sofía Vergara, Kim Kardashian, Rihanna, Kate Upton, Jennifer Lopez, Monica Bellucci… Hay campañas de importantes firmas de moda que protagonizan mujeres que hace mucho que no utilizan una 38, si es que la utilizaron alguna vez, hay blogueras curvys, movimientos a favor de la mujer real, hashtags en redes sociales que defienden la belleza de la redondez, compañías de moda pronta que crean lineas específicas para las que gastan más allá de la 42… Una tendencia como cualquier otra, que reniega del photoshop y de la anorexia.

scarlett johansson tiene curvas

Scarlett Johansson, ni una curva de más, ni una de menos.

Y todo esto mientras la mayoría de las mujeres se ha pasado media vida intentando adelgazar.

Volvamos al inicio. A los hombres les gustan las mujeres con curvas, sí, pero ¿por qué? El profesor Singh, que vio que tanto las conejitas Playboy como las Miss America a lo largo de la historia cumplían con su valor de la ratio cintura/cadera, fue de los primeros en aludir a una explicación meramente evolutiva. Una cintura estrecha y unas caderas redondas son sinónimo de fertilidad y eso, hace miles de años, era muestra de que la mujer podía traer hijos al mundo. Una mujer bella (fueran cuales fueran los cánones de belleza del momento) era sinónimo de salud y, por tanto, de capacidad de perpetuar la especie.

Y ahora pensemos: A ellos les gustan con curvas, vale. Pero… ¿y a ellas? ¿Qué pasa si la madre naturaleza no le dio redondeces donde una quiere o del modo que una quisiera? Pues lo cierto es que querer mejorar nuestra imagen para estar más felices con nosotros mismos es una decisión completamente implantada en nuestra sociedad y cada vez más al alcance de la mano. No es un hecho insólito ni una «modernidad» ante los avances médicos. Desde los orígenes de los tiempos los humanos han modificado su apariencia para resultar más atractivos. Y unas curvas simétricas, como han comprobado estudios biológicos, psicológicos y antropológicos, son uno de los factores de belleza que más influyen inconscientemente en uno mismo y en los demás, quizá porque aún se relacionan con esa idea atávica de salud y fertilidad.

Crédito imágenes: Foter

¿Cómo eliminar la grasa localizada?

Leer más

¿Qué beneficios tiene el yoga facial en tu rostro?

Leer más

¿Qué es la celulitis infecciosa y cómo se trata?

Leer más

¿Quieres que te informemos sobre las últimas novedades en salud, belleza y tratamientos especiales? Sin spam.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal.
 
Dr. Jesús Benito Ruiz

Director médico y fundador de Antiaging Group Barcelona

Director de AGB, el doctor Jesús Benito es un cirujano de renombre, actual presidente de la AECEP. Miembro de diversas sociedades científicas como la SECPRE y pionero en diversas técnicas quirúrgicas, ha recibido premios y realizado publicaciones de prestigio.