De tabletas de chocolate: hombres y michelines

¿Cuál es la zona más odiada por los hombres y que es causa de muchas consultas en nuestro centro? La barriga. Así de claro y directo. Y más concretamente la parte baja de la misma y que se desborda por los laterales: el flotador, o michelines (o «love handle» – ‘asa del amor’ en inglés, tan poéticos ellos tantas veces). Como en un anuncio de hace unos años en el que la mujer le daba unos golpecitos cariñosos en el flanco a su pareja y le decía: «Esas tapitas…». Pues bien…veamos, la verdad es dura de reconocer, y aquí van unas cuantas.

barriga cerveceraAl igual que en la mujer el quebradero de cabeza se produce por las cartucheras en el hombre es el abdomen el que se lleva el primer premio. Con la edad, el trabajo sedentario, las buenas comidas… se produce un acúmulo de grasa en la zona abdominal que es prácticamente imposible eliminar. Ni con dieta ni con ejercicio. Los hombres (y muchas mujeres) querrían que tuviéramos la famosa «tableta de chocolate» (o «six pack» de los anglosajones, como el de la imagen…) pero, francamente, lo que casi todos tenemos es más bien un kinder sorpresa. Desgraciadamente sólo machacándose a abdominales no se va el «michelín». Evidentemente con ejercicio intenso (y no sólo abdominales) y una dieta apropiada se puede mantener a raya la grasa abdominal y lucir la tableta de chocolate, pero esto es poco pragmático para la mayor parte de los hombres (que no sean Cristiano Ronaldo o Forlán).

Hay dos tipos de abdomen masculino. El que tiene exceso de grasa superficial y que es responsable de los michelines, y el abdomen tenso y ostentoso (típico del buen comedor y bebedor) que se debe fundamentalmente al acúmulo de grasa intraabdominal («grasa central» que se llama…).

¿Qué podemos ofrecer nosotros como solución?

liposuccion de flancos

Para el exceso de grasa superficial la mejor herramienta que tenemos es la liposucción. La zona de los flancos es muy agradecida ya que la dermis es más gruesa y se retrae muy bien. Permite eliminar de forma efectiva el exceso de grasa. Normalmente se asocia a una liposucción de todo el abdomen para obtener los mejores resultados. Tras esta intervención se puede volver al trabajo en unos 3-4 días.

Como alternativa tenemos la intralipoterapia. La técnica consiste en inyectar una sustancia lipolítica (Aqualyx) asociado a los ultrasonidos. El método es más lento que con la liposucción y necesita de varias sesiones. La ventaja es que no precisa de intervención quirúrgica.

Evidentemente tras la cirugía se recomienda dieta y sobre todo ejercicio, aeróbico para quemar calorías y abdominales para modelar la musculatura (y tal vez conseguir la «tableta de chocolate»).

Ojo: El abdomen tenso con grasa central no es subsidiario de cirugía. En estos casos el tratamiento es dieta y ejercicio para eliminar esa grasa. Hay que tener en cuenta que el exceso de grasa central y un perimetro abdominal a la altura del ombligo de más de 100 cm es un factor de riesgo muy importante cardiovascular y está asociado a una mortalidad precoz mayor.

Cómo conseguir un aumento de labios natural sin cirugía

Leer más

Urgotouch: eliminar cicatrices de una operación estética

Leer más

¿Los implantes pueden causar atrofia en la glándula mamaria?

Leer más

¿Quieres que te informemos sobre las últimas novedades en salud, belleza y tratamientos especiales? Sin spam.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal.