Dime qué gestos haces y te diré qué arrugas tienes

Son muchos los gestos que hacemos diariamente (casi) sin darnos cuenta pero hay algunos que, al realizarlos por repetición, son los que provocan las arrugas que nos salen en el rostro.

Gestos que provocan arrugas prematuras

Algunos gestos por repetición son los causantes de las arrugas prematuras del rostro.

Levantar las cejas, guiñar el ojo o fruncir el ceño son gestos que están dentro del ADN de la expresividad, es decir, aquellos que hacemos de forma inconsciente pero repetitiva. La mayoría de las veces los utilizamos para enfatizar la comunicación con las personas que nos rodean, pero hay otras en las que el gesto en sí no forma parte de nuestro arsenal de comunicación, sino que más bien es un simple hábito que hacemos sin ser conscientes de ello. Sea de una forma u otra, este tipo de gestos son los que provocan arrugas y siempre se focalizan en el tercio superior del rostro. Para los hombres, las arrugas del entrecejo son las más preocupantes ya que les dan un aspecto de enfado permanente que no les gusta nada. Mientras que para las mujeres, las patas de gallo son las que más nos quitan el sueño.

¿Cuáles son los gestos que provocan arrugas por repetición?

Según la Dra. Laura Salvador, responsable del área de Medicina Estética y Medicina Antienvejecimiento de Antiaging Group Barcelona, «uno de los clásicos es fruncir el entrecejo» un gesto relacionado con una expresión de desagrado o enfado que, en algunas personas se realiza de forma inconsciente (y repetida en múltiples ocasiones) y sin relación alguna a ese estado de disgusto. «Otro gesto, también muy frecuente, se realiza con la elevación de las cejas». Aquí encontramos versiones diferentes según la persona: algunas levantan ambas cejas, otras solo la ceja de un lado… esta expresión está, generalmente, muy ligada a la personalidad y refleja sentimientos de admiración, interés o sorpresa. «Y el tercer gesto, muy vinculado a la repetición, es el que nos provoca las temidas patas de gallo». Estas arrugas están directamente relacionadas con la risa y la sonrisa.

Como hablamos de gesticular, algo muy difícil de controlar ya que se trata de hábitos inconscientes y que solo con la (enorme) voluntad de no hacerlo podríamos internar reducir su frecuencia, debemos ser realistas y asumir que es francamente difícil estar pensado, a cada segundo del día, evitar hacer un gesto determinado que forma parte de nosotros, de nuestra forma de ser y actuar. «Por ello, y dado que los masajes caseros no se ha demostrado que funcionen para contrarrestar la aparición de arrugas, si de verdad queremos bloquear puntos concretos de gesticulación, el tratamiento indicado es la toxina botulínica que realizamos en Antiaging Group Barcelona y que aplicada en puntos estratégicos, disminuye el gesto que provoca la arruga manteniendo la expresividad de la cara«, afirma Salvador.

gestos que provocan arrugas

Cuando las arrugas están marcadas se necesita tratamiento específico

¿Cuándo se puede decir que una arruga por repetición está muy marcada?

Generalmente, cuando esa arruga no desaparece en el momento en el que la cara está en reposo. En ese caso, según la opinión experta de Salvador, «ya no es suficiente la toxina botulínica para su desaparición y es cuando, desde Antiaging Group Barcelona , recomendamos más que la cirugía, completar el tratamiento con un relleno de la arruga con ácido hialurónico generalmente o bien su tratamiento con un láser ablativo como el Píxel».

Podéis encontrar toda la información sobre estos dos tratamientos aquí y aquí.

 

Crédito imágenes: Pinterest

¿Qué es la celulitis infecciosa y cómo se trata?

Leer más

¿Qué movimientos y ejercicios se pueden realizar tras el aumento de pecho?

Leer más

¿Qué son los rellenos faciales y cuáles son sus beneficios?

Leer más

¿Quieres que te informemos sobre las últimas novedades en salud, belleza y tratamientos especiales? Sin spam.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal.
 
Dr. Jesús Benito Ruiz

Director médico y fundador de Antiaging Group Barcelona

Director de AGB, el doctor Jesús Benito es un cirujano de renombre, actual presidente de la AECEP. Miembro de diversas sociedades científicas como la SECPRE y pionero en diversas técnicas quirúrgicas, ha recibido premios y realizado publicaciones de prestigio.