Consejos para después de una blefaroplastia

La blefaroplastia es la  cirugía de los párpados cuyo objetivo es  rejuvenecer la mirada. Es una de las cirugías estéticas faciales  con mejores resultados porque rejuvenece la mirada de forma muy natural, eliminando la piel sobrante y solucionando el párpado caido. Se aprovecha el pliegue en el párpado superior para dejar así la cicatriz escondida. En el párpado inferior la cicatriz puede estar justo debajo de las pestañas o dentro de la conjuntiva (transconjuntival) sin cicatrices visibles en la piel.

Consejos para el postoperatorio de blefaroplastia

El postoperatorio de una blefaroplastia es prácticamente indoloro y se controla bastante bien con los analgésicos (calmantes) habituales, como el paracetamol. Como para proteger las cicatrices y reducir la inflamación ponemos unas tiritas (steristrips) encima de los párpados, ésto es lo que lo hace incómodo. Tendrás sensación de tirantez. Las tiritas impiden que los párpados se muevan de forma natural.

  • Frío: aplicar frio local es una muy buena medida para reducir la inflamación y el hematoma. Además el frio alivia la incomodidad. El frio no debe aplicarse directamente o hay riesgo de quemadura. Siempre se deben colocar unas gasas húmedas (no mojadas) sobre los párpados y encima el antifaz o gafas de gel frio. También se puede tener infusión de manzanilla fria en la nevera e ir cambiando las gasas humedecidas con ella. La manzanilla es un remedio natural y muy antinflamatorio. Una forma más sofisticada que nosotros usamos es la HILOTERAPIA. Es un sistema con un antifaz conectado a una máquina que enfría siempre a la misma temperatura (15º) y evita los altibajos y riesgo de quemadura de las bolsas congeladas.
  • Medicación: después de la cirugía es normal que los párpados no se cierren bien, debido a la inflamación y a la limitación que suponen las tiritas. Esto es especialmente importante por la noche. Si el párpado queda abierto, la córnea puede secarse y dar lugar a conjuntivitis y queratitis, que son dolorosas y muy molestas. Para evitarlo es importantísimo que siga las instrucciones que le daremos y el uso de colirios, láfrimas artificiales y una pomada lubricante por la noche. Esta pauta a veces hay que mantenerla varias semanas, especialmente si ya se padecía de ojo seco.
  • Posición de la cabeza: especialmente en la primera semana es importante dormir con un par de cojines de forma que la cabeza esté elevada. Esto ayuda a la movilización del agua retenida en los párpados y a su desinflamación. Hay que evitar también estar con cabeza flexionada como para leer, o coser o consultar el móvil.
  • Evitar leer o ver televisión en las primeras 24 o 48 horas. Puede haber un lagrimeo constante debido a la inflamacion y a que las heridas rezuman. Es mejor estar en reposo y no forzar la visión.
  • Los morados (hematomas o equímosis): después de una cirugía siempre va a haber un mayor o menor grado de morados que dependerá de factores individuales (propensión a sangrar, fragilidad capilar). Con las medidas que hemos mencionado antes es raro tener mucho hematoma. Es normal sin embargo que se acumule algo de hematoma en la zona baja de la orbita, en el límite entre párpado inferior y el pómulo, lo que da el típico aspecto de “mapache”. Esto es debido a que es el límite del músculo orbicular de los párpados y el ligamento de sujeción impide que el agua y la sangre se difundan, dando lugar a esa bolsa malar. La árnica puede ayudar tambien a reducir el hematoma. Puede ser en crema o tomada por via oral desde 2-3 días antes de la cirugía (Arnica 30CH). Una vez quitados los puntos solemos recomendar masajes suaves en el contorno de los ojos, donde se acumula la inflamación y el hematoma, con cremas despigmentantes o quelantes del hierro.
  • Protección solar. Imprescindible, con unas buenas gafas de sol

 

blefaroplastia-posoperatorio

¿Cuánto tiempo dura la recuperación del tratamiento?

En la primera semana estará con las tiritas puestas. Habitualmente las cambiamos a los 2 ó 3 días porque se manchan y se endurecen cuando se secan. A los 5-7 días quitamos los puntos.

A partir de que se extraigan los puntos, se comienza con drenajes linfáticos y masajes suaves en el contorno de ojos. Con cremas despigmentantes o quelantes. También se pueden usar maquillajes hipoalergénicos para ocultar las mamchas de los morados.

Para salir a la calle siempre hay que usar gafas de sol. Tras retirar los puntos se puede comenzar a hacer ejercicio pero que no sea muy intenso para no congestionarse. No se deben usar gafas de piscina (“goggles”) en el primer mes.

Hay que esperar altibajos en cuanto al aspecto de los párpados en los primeros 4 meses y esto se debe a la retención de líquidos. Es normal que por la mañana los párpados amanezcan mucho más hinchados. Los dreajes ayudan a ir normalizando la situación.

Efectos secundarios de una blefaroplastia

Si la cirugía de párpados está bien indicada y ejecutada, es muy raro tener problemas o efectos secundarios. Los párpados cicatrizan increíblemente bien y sin cicatrices patológicas o inestéticas.

Los problemas más comunes son sin embargo:

  • Ojo seco. Puede ser que ya se padezca antes de la cirugía y que se vea agravado. Es muy importante usar las gotas y cremas que se prescriban.
  • Ojo redondo. Este término indica cuando se ve más blanco del ojo de lo que se debería, porque se ha perdido la forma de almendra de la hendidura palpebral. La causa más común es por retracción del párpado inferior y ee mucho más frecuente en hombres que en mujeres. Para evitarlo hay que ser muy conservador a la hora de quitar piel del párpado inferior. Esta es la principal razón por la que usamos la blefaroplastia transconjuntival de forma predominante.
  • Ojo hundido. Si se quita demasiada bolsa de grasa, la órbita queda vacía y los párpados se hunde. Este efecto envejece. En la blefaroplastia tradicional se quitaba mucha bolsa de grasa. Actualmente prácticamente no quitamos bolsa de grasa o se usan para rellenar el contorno.
  • Exceso de piel en el párpado superior. En ocasiones la paciente se queja de que todavía hay piel sobrante y que hay que repetir la blefaroplastia. Mucho ojo que en este caso nos podemos encontrar que el párpado no cierre bien después. En la mayor parte de casos el problema no radica en el párpado sino en la ceja caída y requiere otra solución (elevación de cejas).
  • Cejas caídas: cuando hay un exceso de piel importante en los párpados superiores se produce un mecanismo de compensación inconsciente. El músculo frontal tira para levantar la ceja y ésta que arrastre el párpado superior. Llega un momento que éste gesto se queda mantenido: la ceja está alta y aparecen arrugas frontales por la acción del músculo. Cuando se quita la piel sobrante, el músculo se relaja y la ceja baja.

 

Fuente imagen: (1)

¿Cómo perder grasa abdominal de forma natural?
Cuidados de la piel tras los excesos de la Navidad
Tratamientos faciales / Blefaroplastia o Cirugía de párpados

¿Quieres que te informemos sobre las últimas novedades en salud, belleza y tratamientos especiales? Sin spam.

La mejor Clínica de Cirugía Plástica y Estética en Barcelona