Aumento de glúteos

La cirugía plástica puede aumentar los glúteos.

El aumento de glúteos es una cirugía plástica con una alta demanda en nuestra clínica de Barcelona y desde hace tiempo el nuevo foco de atención en la cirugía estética.

Resuelve todas tus dudas. Primera cita gratis y sin compromiso.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal. *
 

¿Qué técnicas hay de aumento de glúteos?

Disponemos de varias técnicas para remodelar la zona de las nalgas, algunas de ellas publicadas y presentadas en distintas publicaciones científicas y congresos internacionales. Su elección y aplicación se hará de forma consensuada con el paciente, según sus particularidades y necesidades. Con ellas es posible reducir la grasa de la zonamejorar su contornorejuvenecer los tejidos o incluso cambiar su forma.

Existen diferentes enfoques para mejorar la zona de los glúteos. Estos dependerán por un lado del objetivo del paciente: aumentar la proyección de las nalgas, o bien remodelar la zona. Por otro lado, diferenciamos entre hombres y mujeres, porque los resultados han de conseguir mantener los rasgos característicos de uno y otro sexo.

¿Hay algún tratamiento para aumentar los glúteos sin cirugía?

No, pero existen tratamientos de medicina estética de eficacia demostrada como la radiofrecuencia para mejorar la piel de la zona. La radiofrecuencia es una técnica no invasiva que no sirve para aumentar los glúteos sino que permite mejorar el contorno y la textura de la piel, especialmente a nivel de la nalga y en la zona subglútea, entre la nalga y el muslo (si es tu caso, te recomendamos leer «Banana subglútea«).

Aumento de glúteos con cirugía.

Disponemos de dos planteamientos que dependerá de las necesidades y característica del paciente, y que se definirán durante la primera consulta con el cirujano.

Por un lado tenemos la opción de remodelación eliminando grasa con una liposucción de alta definición y reinyectándola y por otro el aumento de glúteos con implantes.

La liposucción de alta definición es la técnica más usual para la remodelación de los glúteos, ya que nos permite esculpir la forma de la nalga mediante la extracción selectiva de grasa alrededor del glúteo. Además, podemos incrementar el volumen en la zona central de la nalga y en la banana subglútea re-inyectando la grasa obtenida por la liposucción.

El aumento de glúteos, tanto en hombres como mujeres, es una cirugía plástica muy agradecida, con una recuperación relativamente rápida y con resultados espectaculares.

Por otro lado, tenemos la cirugía plástica de aumento de nalgas con implantes. Esta cirugía es muy frecuente en ciertas regiones de Latinoamérica y está en creciente demanda en Europa.

La combinación de técnicas (liposución, lipofilling, radiofrecuencia y prótesis) permite modificar y mejorar la forma de la nalga con resultados que antes resultaban inalcanzables.

En mujeres suele asociarse la liposucción de la zona lumbar, cintura y flancos para modelar esta zona e incrementar la curva en la nalga al colocar las prótesis. La grasa obtenida vuelve a inyectarse en la zona inferior, justo por encima del pliegue glúteo, para redondear la nalga a ese nivel. La prótesis rellena muy bien las dos terceras partes superiores de las nalgas, pero no la inferior. En hombres es suficiente la prótesis pero en mujeres se ha de asociar algo de lipofilling.

Aumento de glúteos con implantes de silicona.

El aumento de glúteos con prótesis se puede realizar en hombres y en mujeres. Aunque la técnica es la misma, los resultados estéticos buscados difieren según el sexo. En el hombre se trata de potenciar la silueta del músculo glúteo mayor, de forma que la nalga parezca más musculada. En la mujer, se busca dar a la nalga la forma más redondeada posible, por lo que la liposucción y el “lipofilling” se asocian casi siempre al uso del implante, para conseguir la proporción de lo que se consideren las nalgas perfectas.

¿Cómo son los implantes de glúteos?

El implante de glúteos es de gel de silicona cohesivo, es más plana y tiene más resistencia que la que se utiliza en el aumento de mamas. Esto permite que la zona soporte sin problemas las fuerzas que provienen del uso del músculo mayor del glúteo mayor (andar, correr, saltar) y de la sedestación.

En la actualidad, disponemos de dos formas de prótesis para glúteos: ovaladas y redondas. La forma de la prótesis de glúteos se elige en función de la forma de la nalga y de lo que queramos obtener. En la mayor parte de mujeres preferimos las prótesis redondas, porque dan más proyección y redondean las curvas de las nalgas. En mujeres con nalgas planas o algo caídas es mejor poner las ovales, para evitar una imagen de doble contorno o un resultado demasiado redondeado y artificial. En hombres también usamos ovales, ya que, en manos de un cirujano plástico reconocido en esta cirugía como el Dr. Jesús Benito, podemos imitar una forma de nalga musculada en función de cómo oriente el implante. El volumen va en función del espacio disponible y por tanto de la anchura y altura de la pelvis.

La prótesis se sitúa bajo el músculo del glúteo mayor, de forma que no se aprecie externamente. La incisión del aumento de glúteos se realiza en el pliegue entre ambas nalgas, lo más bajo posible para que quede oculta. La operación se lleva a cabo con anestesia general para que el músculo quede relajado y podamos introducir la prótesis fácilmente. No se suelen poner drenajes.

Postoperatorio y recuperación de una gluteoplastia.

En este tipo de cirugía para aumentar los glúteos la colaboración del paciente es muy importante para que la cicatriz quede estable y la prótesis no se desplace ni provoque asimetrías. Por ello deberá seguir algunas pautas de comportamiento las semanas posteriores a la intervención:

  • Los dos primeros días se pasan en la clínica boca abajo.
  • Luego es posible levantarse, pero durante una semana no se debe estar sentado más que lo imprescindible, y hacerlo de forma que no se comprima la zona operada.
  • Se ha de dormir boca abajo durante un par de semanas.
  • Es importante evitar cualquier tipo de ejercicio físico en el que participe el glúteo durante cinco o seis semanas.

La prótesis no se rechaza ni se encapsula. El riesgo de infección es bajo, aunque se requiere una higiene muy cuidadosa hasta que se quiten los puntos. Además, es necesario tomar antibióticos durante los diez días posteriores a la intervención para minimizar el riesgo de infecciones.

Debes saber…

El paciente con implantes de silicona en los glúteos debe saber y avisar de que no deben ponerle inyecciones intramusculares en los glúteos, por razones obvias. Finalmente queremos recordar que no se deben realizar aumentos con inyección de silicona líquida. No es lo mismo la prótesis, que se puede extraer en caso de complicación o por deseo del paciente, que la silicona líquida, que infiltra todos los tejidos, tiene un elevado índice de complicaciones y es imposible de extraer. Nosotros jamás usamos ese procedimiento.

El aumento de glúteos, tanto en hombres como mujeres, es una cirugía plástica muy agradecida, con una recuperación relativamente rápida y con resultados espectaculares.

Artículos relacionados

¿Qué son los rellenos faciales y cuáles son sus beneficios?

Leer más

¿Cómo saber si tienes sobrepeso?

Leer más

Cómo conseguir un aumento de labios natural sin cirugía

Leer más

¿Quieres que te informemos sobre las últimas novedades en salud, belleza y tratamientos especiales? Sin spam.

He leído y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal.