Aumento de glúteos

El aumento de glúteos es una cirugía plástica con una alta demanda en nuestra clínica de Barcelona.

Disponemos de varias técnicas para remodelar la zona de las nalgas, algunas de ellas publicadas y presentadas en distintas publicaciones científicas y congresos internacionales. Su elección y aplicación se hará de forma consensuada con el paciente, según sus particularidades y necesidades. Con ellas es posible reducir la grasa de la zona, mejorar su contorno, rejuvenecer los tejidos o incluso cambiar su forma.

Técnicas de aumento de glúteos

Aumento de gluteos mujer en BarcelonaLa liposucción es la técnica más usual para la remodelación de los glúteos, ya que nos permite esculpir la forma de la nalga mediante la extracción selectiva de grasa. Además, podemos incrementar el volumen en la zona central de la nalga re-inyectando la grasa obtenida por la liposucción.

La radiofrecuencia es también una técnica no invasiva que permite mejorar el contorno y la textura de la piel, especialmente a nivel de la nalga y en la zona subglútea, entre la nalga y el muslo.

Por otro lado, tenemos la cirugía plástica de aumento de nalgas con implantes. Esta cirugía es muy frecuente en ciertas regiones de Latinoamérica pero ha sido poco solicitada en Europa. Sin embargo, estamos asistiendo a una mayor demanda en los últimos años, especialmente debido a la popular fisonomía de ciertas actrices reconocidas.

Aumento de glúteos con implantes de silicona

aumentogluteoshombresEl aumento de glúteos se puede realizar en hombres y en mujeres. Aunque la técnica es la misma, los resultados estéticos buscados difieren según el sexo. En el hombre se trata de potenciar la silueta del músculo glúteo mayor, de forma que la nalga parezca más musculada. En la mujer, se busca dar a la nalga la forma más redondeada posible, por lo que la liposucción y el “lipofilling” se asocian casi siempre a la colocación del implante.

El implante utilizado es de gel de silicona cohesivo, y la prótesis resultante es más plana y tiene más resistencia que la que se utiliza en el aumento de mamas. Esto permite que soporte la zona soporte sin problemas las fuerzas que provienen del uso del músculo mayor del glúteo mayor (andar, correr, saltar) y de la sedestación. La prótesis se sitúa bajo el músculo del glúteo mayor, de forma que no se aprecie externamente. La incisión del aumento de glúteos se realiza en el pliegue entre ambas nalgas, lo más bajo posible para que quede oculta. La operación se lleva a cabo con anestesia general para que el músculo quede relajado y podamos introducir la prótesis fácilmente. No se suelen poner drenajes.

Postoperatorio y recuperación

En esta tipo de cirugía la colaboración del paciente es muy importante para que la cicatriz quede estable y la prótesis no se desplace ni provoque asimetrías. Por ello deberá seguir algunas pautas de comportamiento las semanas posteriores a la intervención:

  • Los dos primeros días se pasan en la clínica boca abajo.
  • Luego es posible levantarse, pero durante una semana no se debe estar sentado más que lo imprescindible, y hacerlo de forma que no se comprima la zona operada.
  • Se ha de dormir boca abajo durante un par de semanas.
  • Es importante evitar cualquier tipo de ejercicio físico en el que participe el glúteo durante cinco o seis semanas.

La prótesis no se rechaza ni se encapsula. El riesgo de infección es bajo, aunque se requiere una higiene muy cuidadosa hasta que se quiten los puntos. Además, es necesario tomar antibióticos durante los diez días posteriores a la intervención para minimizar el riesgo de infecciones.

Debes saber…

La combinación de técnicas (liposución, lipofilling, radiofrecuencia y prótesis) permite modificar y mejorar la forma de la nalga con resultados que no podíamos conseguir hasta hace no mucho.

En mujeres suele asociarse la liposucción de la zona lumbar, cintura y flancos para modelar esta zona e incrementar la curva en la nalga al colocar las prótesis. La grasa obtenida vuelve a inyectarse en la zona inferior, justo por encima del pliegue glúteo, para redondear la nalga a ese nivel. La prótesis rellena muy bien las dos terceras partes superiores de las nalgas, pero no la inferior. En hombres es suficiente la prótesis pero en mujeres se ha de asociar algo de lipofilling.

El paciente con implantes de silicona en los glúteos debe saber y avisar de que no deben ponerle inyecciones intramusculares en los glúteos, ante el riesgo de pinchar las prótesis.

Finalmente queremos recordar que no se deben realizar aumentos con inyección de silicona líquida. No es lo mismo la prótesis, que se puede extraer en caso de complicación o por deseo del paciente, que la silicona líquida, que infiltra todos los tejidos, tiene un elevado índice de complicaciones y es imposible de extraer. Nosotros jamás usamos ese procedimiento.

El aumento de glúteos, tanto en hombres como mujeres, es una cirugía plástica muy agradecida, con una recuperación relativamente rápida y con resultados espectaculares.